La Administración Federal de Aviación (FAA) ha ordenado la revisión de más de 2.600 aviones de Boeing en Estados Unidos con el objetivo de asegurar el buen funcionamiento de sus mascarillas de oxígeno en caso de emergencia tras constatarse problemas en algunos de estos equipos.

El Departamento de Justicia (DoJ) de EEUU acusará a Boeing de fraude criminal, ofreciendo al fabricante aeronáutico norteamericano la posibilidad de elegir entre declararse culpable o correr el riesgo de ir a juicio, según informó la agencia Bloomberg.

Cada día los medios de Estados Unidos publican nuevas historias que, si fuéramos racionales, harían que nadie subiera a un avión de Boeing. Pero siguen volando porque la vida incluye riesgos, como es natural.

La próxima semana se cumplirá el plazo de 90 días que tiene Boeing para desarrollar un plan de acción "exhaustivo" con el objetivo de resolver "sus problemas sistémicos de control de calidad" en las fábricas y cumplir las normas de seguridad no negociables de la Administración Federal Aviación (FAA).

Boeing se enfrenta a una nueva investigación de la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos por las inspecciones del 787 Dreamliner y la posibilidad de que sus empleados hayan falsificado registros.

Boeing quiere concretar la compra de Spirit AeroSystems para tener mejor control de la producción, pero también es proveedor de Airbus así que tendrán que dividirla.

Boeing entregó 83 aviones comerciales en el primer trimestre de 2024, siendo su peor cifra desde 2021 cuando envío un total de 73 aeronaves de este segmento y muy por detrás de los 142 que consiguió entregar su competidor europeo Airbus.

Dave Calhoun abandonará la presidencia y la dirección ejecutiva de Boeing a finales del año 2024. La compañía ha anunciado una profunda renovación de la cúpula directiva tras la crisis que vive el fabricante, agudizada por el incidente del Boeing 737 de Alaska.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha iniciado una investigación penal contra Boeing por el desprendimiento de un panel en un avión 737 Max 9 de Alaska Airlines en pleno vuelo el pasado 5 de enero y que obligó a un aterrizaje forzoso.

El fabricante estadounidense Boeing y la empresa de aeroestructuras Spirit AeroSystems, que es proveedor de la primera, aceptaron estar en pláticas para una posible compra de la empresa por parte de Boeing e integrarla nuevamente a la empresa de donde salió en 2005, año en que fue vendida a la empresa de fondos de inversión Onex Corporation. La intención de Boeing es tener un mejor control de los procesos y calidad de Spirit en la fabricación de partes, sobre todo fuselajes de la familia Boeing 737, con los que se han tenido en años recientes muchos problemas de calidad.

La Administración Federal de Aviación (FAA) ha detectado múltiples casos en los que Boeing y su proveedor Spirit Systems supuestamente incumplían los requisitos de control de calidad en la fabricación de aviones comerciales, según una auditoría de seis semanas, motivada por el incidente de enero, en el que se vio implicado un nuevo avión 737 9 MAX.

American ordenó 85 aeronaves Airbus A321neo, 85 Boeing 737 MAX 10 y 90 aeronaves Embraer E175.  Los pedidos permiten a American mejorar las aeronaves en rutas domésticas y corto alcance internacional, y ofrecer más asientos premium que cualquier otra aerolínea de EE. UU.  American espera mantenerse bajo su lineamiento previamente anunciado en cuanto a capacidad y gastos de capital, incluidos los pedidos de aviones.  Ante la creciente demanda de los clientes de una experiencia de viaje premium, American modernizará sus flotas A319 y A320 a partir de 2025, aumentando el número de asientos nacionales de primera clase en cada avión. Los pedidos de fuselaje estrecho complementan los pedidos existentes de aviones de larga distancia Boeing 787-9 y Airbus A321XLR.

Lunes, 19 Febrero 2024 10:52

El C919 sale de China por primera vez

Ahora que ya están operando sin problemas tres aviones del modelo C919, fabricado por Comac, la empresa estatal de aviación de China, ha salido fuera de las fronteras con una unidad de este modelo para presentarse en la feria de la aviación de Singapur en la búsqueda de clientes.

Para entender completamente esta noticia hay que saber que United fue propiedad de Boeing, antes de que el gobierno de Estados Unidos obligara al fabricante a desvincularse de todas las aerolíneas, para garantizar la competencia. De hecho, sólo 170 de los aviones de United, que son cerca de un millar, no son Boeing. Su fidelidad con el fabricante de Seattle ha sido la mayor de Estados Unidos. Por eso cuando Scott Kirby afirmó que tendrá que pensarse no comprar el 737Max 10 y buscar alternativas, está diciendo desvincularse del fabricante que siempre ha sido su preferido.

Christian Scherer, CEO de la división comercial del fabricante europeo de aeronaves Airbus ha evitado hacer leña del árbol caído con los últimos y recurrentes fallos de fiabilidad y seguridad de Boeing. En su lugar, el alemán ha hecho un llamamiento a la reflexión en la industria aeronáutica.

La actualización diaria de la FAA (ahora la del 11 de enero) comienza afirmando: "Este incidente nunca debió haber ocurrido y no puede volver a ocurrir". En este artículo a nuestra vez, informamos acerca de los hechos más relevantes hasta el momento en el marco de la investigación. Se desprende de la información dada a conocer por la autoridad aeronáutica estadounidense que la gravedad de los hechos indican que la investigación no es meramente sobre el incidente de Alaska Airlines sino que es bastante más grave...está tratando de confirmar si la Boeing cumple con las normas, con el diseño propuesto y ofrece un producto seguro para volar. Es contundente y demandante el tono de la comunicación de la FAA a Boeing:"Nosotros apreciaríamos recibir cualquier evidencia o declaración que desee hacer sobre este asunto dentro de diez (10) días hábiles a partir de la recepción de esta carta. Cualquier discusión o declaración escrita será tenida en cuenta en la conclusión final de nuestra investigación. Sin embargo, si no la escuchamos de usted dentro del tiempo especificado, nuestro informe será procesado sin el beneficio de su declaración".

"Las 4 horas se han convertido en dias, aún nadie la tiene clara, están examinando los bulones, los tornillos, y hay mucha incertidumbre. Además hace unos días avisaron por bulones sueltos en el rudder, estamos con la duda de que ese tipo  de bulón sea el de la puerta....bueno, complicada como ha sido la corta vida del MAX", nos dice vía whatsapp uno de nuestros asesores, adjuntando la imagen que compartimos más abajo con el comunicado de Boeing.

El tema del desprendimiento de la puerta del Boeing 737-900 MAX de Alaska Airlines aparenta ser un problema de difícil solución. Fuentes calificadas le informan al PDA que la puerta que no actuaba como tal, ya que no tenía los mecanismos de apertura, ni el tobogán, ni la ventana redonda, está asegurada al fuselaje por cuatro pins o bulones  que además estaban también asegurados por cuatro tornillos que evitaban se fueran de su lugar. La interrogante es: ¿por qué en un avión con poco más de dos meses de entregado se vuela esa puerta?. "Algo más debe de haber ya que las 4 a 8 hs de inspección ya han pasado y los MAX 900 no se mueven. Si hay un problema de diseño o de resistencia de materiales esto puede ir para largo, esperemos que no sea así..." nos dicen.

Entre el 12 de marzo de 2019 y el 28 de abril de 2020, publicamos una serie de columnas firmadas por el Comandante Fernando Zás en las que el lector podrá revivir noticias, análisis y toda la evolución del proceso nefasto que se dio a partir de dos accidentes que nuestro columnista en el primer artículo de la saga describió así: "El 29 de octubre pasado un 737-800 MAX se estrella en Indonesia a los pocos minutos del despegue, no hay sobrevivientes y el avión accidentado tenía apenas unos pocos meses de uso, (6 meses después se estrella otro MAX en Etiopia después del despegue, un avión con 4 meses de uso)". Este sábado 6 de enero, titulábamos Toda la flota en tierra. ¿Reaparece el fantasma de los Boeing 737 MAX?. Explota puerta de uno de ellos en pleno vuelo de Alaska Airlines. Hay 171 aviones de la misma serie del Boeing 737-900 MAX afectados, entre ellos, 21 de los 29 de ese modelo, propiedad de Copa Airlines, empresa que canceló los dos vuelos que tenía programados con ese equipo desde Montevideo a Panamá el mismo sábado 6. Esos 21 jets están siendo inspeccionados y se espera que la autorización de la FAA los devuelva a servicio en las próximas horas o días.

Boeing ha anunciado este lunes el nombramiento de Stephanie Pope como vicepresidenta ejecutiva y directora de operaciones de la compañía con efectos plenos a partir del 1 de enero de 2024, momento en el cual tomará posesión de este puesto de nueva creación.

Boeing (NYSE: BA) está acelerando sus esfuerzos globales para aumentar el uso de combustibles de aviación sostenibles (Sustainable Aviation Fuels, SAF, en inglés), que sirven como la estrategia más importante de la industria de la aviación para reducir las emisiones actuales en el futuro.

 Las áreas de enfoque incluyen los esfuerzos de Boeing para catalizar la colaboración, la investigación y el desarrollo de políticas en torno a SAF, que pueden reducir el ciclo de vida del CO2 hasta en un 85%.

«Estamos profundizando nuestro trabajo colaborativo en todo el mundo en pro de un mundo con más SAF», dijo Chris Raymond, Chief Sustainability Officer de Boeing. «SAF tiene el mayor potencial para reducir las emisiones de la aviación y estamos enfocados en continuar innovando y colaborando para desbloquear la producción de combustible de aviación sostenible en todo el mundo».

Los principales desafíos para un mayor uso de SAF son la oferta limitada y el alto costo. El uso actual de SAF representa el 0,1% de la demanda mundial de combustible para aviones.

En el período previo a la COP28, Boeing trabajó en conjunto para:

- Reunir a los productores de energía y líderes de la aviación en los EAU para formar un consorcio llamado Air-CRAFT para acelerar la investigación, ampliación y producción de combustibles de aviación avanzados y renovables en el país y más allá.

- Lanzar una iniciativa con Estados Unidos para catalizar el desarrollo y uso de SAF entre los países miembros del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (Asia-Pacific Economic Cooperation, APEC).

- Anunciar una colaboración con Zero Petroleum para probar y analizar la próxima generación de tecnologías para acelerar el suministro de SAF.

- Apoyar los debates en la Tercera Conferencia Combustibles Alternativos para la Aviación de la ICAO, donde los gobiernos de más de 100 países establecieron el objetivo de que el combustible de aviación en 2030 debería tener un 5% menos de carbono que el combustible para aviones convencionales.

- Unirse a la Coalición Corporativa para la Innovación y la Tecnología hacia Net Zero (CCITNZ), una alianza empresarial intersectorial dedicada a ayudar a los países a cumplir los objetivos de descarbonización y cambio climático a través de la innovación y la tecnología.

- Proporcionar experiencia técnica en el primer vuelo un 100% SAF a través del Atlántico en un avión comercial: un Boeing 787 Dreamliner. Se trataba de un proyecto liderado por Virgin Atlantic y financiado con fondos del Departamento de Transporte del Reino Unido.

- Firmar un acuerdo con Masdar, la empresa de energía renovable con sede en Abu Dhabi, para avanzar y apoyar el desarrollo y la adopción de políticas SAF en los EAU y más allá.

Boeing busca aprovechar este impulso de la COP28 y continuar su enfoque para ayudar a ampliar SAF a nivel mundial a través de:

-       Colaboración de la industria y promoción de políticas: Boeing continúa trabajando con firmas consultoras, instituciones académicas y organizaciones sin fines de lucro para realizar estudios en más de una docena de países para identificar vías viables para SAF producidos localmente, utilizando soluciones de materia prima locales. Una colaboración con la Mesa Redonda sobre Biomateriales Sostenibles explora oportunidades de materias primas SAF en el Sudeste Asiático, Etiopía, Sudáfrica y Brasil.

-      Inversiones en trabajos de compatibilidad de productos: Boeing está movilizando su cadena de suministro para completar las pruebas necesarias que garanticen que los aviones comerciales de Boeing sean un 100% compatibles con SAF para 2030.

-      Compras de SAF: Desde 2022, Boeing tiene acuerdos para comprar 7,6 millones de galones de SAF para sus operaciones de aviones comerciales en Estados Unidos.

El avance de las energías renovables como SAF es uno de los cuatro factores estratégicos que Boeing está siguiendo para apoyar los objetivos de descarbonización de la industria de la aviación comercial. Las otras estrategias son la renovación de la flota, la tecnología avanzada y la eficiencia operativa.

Portal de América

Después de un retraso considerable, Boeing podría estar próxima a recibir la certificación tipo para los B737-7 y B737-10 por parte de la Administración Federal de Aviación (FAA) de los Estados Unidos. De ocurrir, las entregas podrían iniciarse en 2024 lo que sería una positiva noticia para muchas líneas aéreas.

Como parte de los acuerdos con Airbus y Boeing para la compra de 12 aviones a cada fabricante, la compañía aérea australiana Qantas se asegurará el acceso hasta 500 millones de litros de combustible de aviación sostenible (SAF) por año que comenzarían a fluir a partir de 2028. Esto tiene el potencial de cumplir hasta el 90% del objetivo provisional de SAF del grupo para 2030.

Boeing se encuentra en un proceso de reconsideración respecto a sus metas de entrega para el Boeing 737 MAX, dada la aparición de nuevos inconvenientes en su fabricación. La interrogante recae sobre si podrá cumplir con la proyección anterior, estimada entre 400 y 450 unidades del Boeing 737 MAX para 2023. Esta cifra fue afirmada por Brian West, CFO y Vicepresidente Ejecutivo de Finanzas en la presentación financiera de la compañía en julio de 2023.

Al parecer, actualmente las aerolíneas ven con mejores ojos las capacidades y rendimiento del Airbus A321neo, frente a lo que el fabricante estadounidense ofrece. Tal es el caso de la aerolínea israelí EI AI, analicemos a fondo sus deseos.

China Eastern Airlines, una de las grandes operadoras del país, con base en Shanghái, incorporó este domingo su segundo avión C919 de fabricación china, apenas 45 días después de la puesta en servicio del primero, el pasado 28 de mayo. Al mismo tiempo, el fabricante dice haber vendido ya más de mil aviones.

Boeing anunció su compromiso de trabajar exclusivamente con organizaciones acreditadas por la Aircraft Fleet Recycling Association, o AFRA, para promover prácticas ambientalmente responsables en el reciclaje de aeronaves, según informó Bloomberg.

El desarrollo del nuevo avión, que propone en conjunto Boeing y la NASA, ya tiene una designación; será el X-66A, el avión que ha sido destinado para un futuro más sostenible y cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para el próximo año 2050 en la aviación.

La empresa aeronáutica Boeing mostrará en el Salón Aeronáutico de París 2023 su cartera de productos aeroespaciales y de defensa, que incluye aviones comerciales de alta eficiencia, plataformas de defensa críticas, servicios orientados al cliente y tecnologías autónomas innovadoras.

Ryanair ha encargado un total de 300 nuevos aviones Boeing 737-MAX-10, 150 de ellos en firme y 150 opcionales, valorados en más de 40.000 millones de dólares (36.512 millones de euros) a precio de catálogo actual.

Miércoles, 26 Abril 2023 13:43

Falta de piezas afectan entregas de Airbus y Boeing

Los problemas son similares en ambas compañías, y obedecen a dificultades en la cadena de suministro o en el ensamblaje de piezas de distintos proveedores. Estos problemas provocarán demoras en la entrega de unidades terminadas, pero no afectarán la seguridad.

La prensa de la India ha descubierto que tanto Boeing como Airbus se han lanzado a contratar no menos de mil técnicos cualificados en el país para conseguir ampliar hasta en 13 mil más el número de especialistas aeronáuticos. Actualmente, hay 18 mil ciudadanos indios trabajando en Boeing, con un aumento anual de 1.500, según ha explicado un indio que se encuentra ocupando un cargo relevante en Boeing.