Los 10 lugares menos visitados del mundo
Martes, 06 Febrero 2024 12:36

Los 10 lugares menos visitados del mundo

¿Qué pasa con esos lugares menos visitados y que no esperan a nadie? Los sitios donde no hay museos de cinco plantas o abonos de metro de tres días (en caso de que posean algún tipo de transporte) ofrecen otras ventajas como, por ejemplo, originalidad y una inmersión real en la cultura y tradiciones locales. Porque ciudades como París, Roma, Londres o Barcelona se encuentran íntimamente ligadas al turismo y están preparadas para recibir millones de visitantes al año pero, a su vez, se encuentran atiborradas de personas (locales y turistas).

TSTT-1250x115
Fiexpo 2024 1250x115
Arapey 1250x115
Mintur verano 1250x115

Los 10 lugares menos visitados del mundo son todos islas, archipiélagos o conjuntos de atolones (corales sobre los cuales han surgido islas, normalmente alargadas y finas) que, bien por su difícil acceso en transporte o porque han sufrido las consecuencias de desastres naturales, han quedado más aislados. Con los datos del 2023 de la Organización Mundial de Turismo, repasamos las virtudes de diez de los lugares menos visitados del mundo.

Playa en el archipilago Bijagos en Guinea Bissau

Playa en el archipilago Bijagos en Guinea Bissau. Alamy

Guinea Bissau (África)

Esta playa de ensueño pertenece a una de las islas Bijagós, el archipiélago que forma parte de las 88 islas que componen Guinea Bissau, uno de los países más pequeños de África, con tan solo 2 millones de habitantes, ubicado en su orilla occidental.

Recibe alrededor de 52.000 visitantes cada año, que llegan en busca no solo de playa y mar, sino también de ciénagas, rías y para observar a uno de los animales que habita el territorio: el hipopótamo anfibio. Estos animales son de gran relevancia debido a que son la única comunidad africana en agua salada. El hogar de estos hipopótamos se encuentra en Orange, una de las islas del archipiélago Bijagos.

Isla de Anjouan en el archipilago de Comoras

Isla de Anjouan en el archipilago de Comoras. Alamy

Comoras (África Oriental)

Famoso por el marisco y el carácter hospitalario de la gente, las Comoras se caracterizan por la proliferación de mercados al aire libre y playas interminables. Recibe un total 45.000 turistas al año. Este archipiélago ubicado entre Mauricio y Seychelles se diferencia de estas porque está al alcance de más pasajeros. Lo conforman, en total, tres islas de gran tamaño y diferentes islotes y arrecifes de coral que tienen su origen en las diferentes erupciones volcánicas, en especial las del volcán Karthala. Este volcán, ubicado en Gran Comora, la más grande de las islas, ha entrado en erupción más de veinte veces desde el siglo XIX.

Al ser un país de religión islámica, hay algunas prohibiciones culturales como puede ser el consumo de bebidas alcohólicas. Aunque el transporte público no funciona demasiado bien, es fácil moverse en autostop.

La Isla Príncipe en Santo Tom y Príncipe

La Isla Príncipe en Santo Tomé y Príncipe. Alamy

Santo Tomé y Príncipe (África)

Si te cuesta decidir entre playa o montaña, este será tu destino ideal. Situadas en el golfo de Guinea, Santo Tomé y Príncipe conforman el país más pequeño de África y reciben unas 34.900 visitas al año, en parte porque prácticamente no hay vuelos directos hasta ellas. A pesar de que son numerosas islas las que forman parte de Santo Tomé y Príncipe, estas dos son las más grandes e importantes, con la capital en Santo Tomé. Ambas combinan playas desiertas con montañas donde ir a practicar senderismo (hay picos de hasta 2.000 metros de altura, como el pico Santo Tomé, de 2.024 metros) entre cascadas naturales y tierras volcánicas.

El aeropuerto de Santo Tomé está tan cerca que se puede ir andando, y es fácil pasar de una isla a otra con los barcos de los pescadores.

Vista area de una playa en Islas Salomón

Vista area de una playa en Islas Salomón. Getty

Islas Salomón (Oceanía)

Al sureste de Nueva Guinea se encuentran este conjunto de más de 900 islas e islotes que harán las delicias de los aficionados a deportes acuáticos como el surf o el buceo. A pesar de que solo ocho de esas islas cuentan con una superficie terrestre de mayor tamaño, los islotes y atolones están bien poblados con densas selvas y volcanes (solo dos están activos, no te preocupes). Las islas Salomón fueron colonia británica hasta hace poco, 1978, que consiguieron la independencia total.

Las aguas que bañan estas islas pertenecen al conocido como Triángulo de Coral, lugar con mayor diversidad faunística del mundo, y que forma parte de las Siete Maravillas Naturales de Oceanía. No solo alberga el 30% de los corales a nivel global, sino que también encontrarás restos de navíos y objetos que naufragaron durante las batallas de la Segunda Guerra Mundial que tuvieron lugar en estas aguas.

Vista de un volcn en la isla Montserrat

Vista de un volcán en la isla Montserrat. Alamy

Montserrat (Centroamérica)

La historia reciente de esta isla caribeña perteneciente a las Antillas Menores sugiere cuál es el motivo de que, en el último año, solo haya recibido 19.300 visitantes. En 1995 un volcán devastó la isla y en especial la capital, Plymouth, lo que obligó a que gran parte de los locales emigrara a otros países. La población decreció de 13.000 a menos de 5.000 en cuestión de semanas, y pocos habitantes han vuelto desde entonces.

Por otra parte, es lugar de tipos de flora y fauna de lo más únicas, como una especie de rana gigante, en peligro de extinción. Además, si por algo destaca la isla es por sus corales y las cuevas repartidas por toda la costa, donde viven numerosos tipos de murciélagos, diez de ellos en peligro de extinción también.

Una carretera en la isla de Pohnpei

Una carretera en la isla de Pohnpei. Alamy

Micronesia (Pacífico Central)

Un total de 607 islas e islotes conforman la Federación de Estados de Micronesia, aunque solo 65 de ellas están habitadas y solo cuatro son realmente importantes. Junto con la República de Palaos, Micronesia forma el archipiélago de islas Carolinas. Con tan solo 18.000 visitantes al año, la razón se encuentra en el limitado transporte aéreo y acuático tanto interno como externo.

Sin embargo, si por algo merece la pena visitar la Micronesia es por Nan Mandol, un conjunto de islas artificiales construidas sobre los corales (con grandes losas de cobalto) cercanas a Pohnpei, la isla capital. Conformaban esta antigua ciudad un total de 92 islotes conectados entre sí por canales. Considerado Patrimonio Mundial por la UNESCO desde 2016 para dar crédito al ingenio creativo, se la ha llegado a llamar la Venecia del Pacífico.

Vista area de la isla de Phoenix

Vista area de la isla de Phoenix. Alamy

Kiribati (Pacífico Central)

Este archipiélago de arena blanca recibe 12.000 visitantes al año, en parte por su difícil acceso. Los 32 atolones, solo 21 de los cuales están habitados, se encuentran tan lejos entre sí que hay que coger un avión para ir de uno a otro. Eso sí, son el lugar perfecto para hacer submarinismo en pleno Pacífico. Las islas de Kiribati, uno de los atolones que la conforman, tienen una superficie de 609 km², lo que las convierte en el mayor atolón del mundo.

Ver el atardecer en la isla Christmas, tomarse un batido de agua de coco o visitar las ruinas que dejaron los conflictos de la Segunda Guerra Mundial son algunas de las actividades recomendadas. ¿Una curiosidad? Es el único país del mundo que se extiende por los cuatro hemisferios.

Una cueva con estanque en Isla de Niue

Una cueva con estanque en Isla de Niue. Alamy

Niue (Pacífico Sur)

Si buscas un turismo sin aglomeraciones o colas interminables, Niue será tu próximo destino. Al año recibe 10.000 turistas, que ya superan con creces los 1.500 habitantes del país. Se encuentra a 2.400 kilómetros al este de Nueva Zelanda, país que se encarga también de gestionar todos los asuntos exteriores y las defensas de Niue, ya que este último mantiene con el país neozelandés un estatus de libre asociación. Además, gran parte de los habitantes de la isla provienen de Nueva Zelanda.

De apodo la Roca de la Polinesia y ubicada encima de un volcán y multitud de corales, es el primer y único país del mundo en poder presumir de ser un Santuario de Cielo Oscuro en todo su territorio. Como puedes ver, es todo un paraíso terrenal.

Una de las playas de las Islas Marshall

Una de las playas de las Islas Marshall. Alamy

Islas Marshall (Pacífico Central)

Este estado descubierto por españoles recibe 6.100 turistas anuales. El vuelo es un poco caro, ya que solo aterriza una compañía aérea, pero el submarinismo en los atolones es considerado uno de los mejores del mundo. Islas Marshall está conformado por 29 atolones, de los cuales 20 están deshabitados, y por varias islas de coral, en su mayoría también deshabitadas.

Antiguo territorio utilizado para pruebas nucleares por los Estados Unidos, esconde restos de maquinarias enterradas bajo sus aguas. A diferencia de muchos otros lugares, en las islas Marshall se puede acampar en la playa por la noche sin ningún problema (un deseo hecho realidad, lo sabemos).

Uno de los atolones de Tuvalu en Oceanía

Uno de los atolones de Tuvalu en Oceanía. Alamy

Tuvalu (Oceanía)

¿Alguna vez has visto el dominio web “.tv”? Pues viene precisamente de esta isla de la Polinesia, que solo recibe 3.700 turistas al año. Uno de los motivos es que para llegar hasta ella hay que coger un barco o jet privado desde Fiji, algo que pocos pueden permitirse. Si aun así quieres ver sus playas paradisíacas no tardes mucho: se prevé que Tuvalu sea uno de los primeros países en desaparecer por el aumento del nivel del mar, y el gobierno ya está haciendo planes para reubicar a sus ciudadanos.

Portal de América - Fuente: Condé Nast Traveler

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.