El transporte aéreo ¿se nacionalizará?
Martes, 29 Diciembre 2020 18:25

El transporte aéreo ¿se nacionalizará?

El mapa que tendrá en 2021 el sector aéreo traerá unos cambios inimaginables, con quiebras, fusiones y nuevos accionistas insospechados, como muestra que cunde el nerviosismo incluso entre los más grandes que se creían intocables por su posición de dominio. Así, la única forma de resistir para la inmensa mayoría de grandes marcas aéreas será con el aval de tener a todo un gobierno detrás, y no solo por lo sufrido el pasado reciente y por el mal momento presente, sino sobre todo por las complejas perspectivas a mediano plazo para las más dependientes de la clase business y los aviones de doble pasillo. Preferente

Arapey 1250x115
Mintur verano 1250x115
TSTT-1250x115
CIFFT 1250x115
Fiexpo 2024 1250x115


por Luis Alejandro Rizzi, desde Buenos Aires (La Argentina está gobernada desde las sombras y con la complicidad de la oscuridad se busca legalizar la impunidad, el gobierno decide por la voluntad de su tutora, tenemos un gobierno en “comisión” …)

Soy de las personas que no creen que en la vida hay tiempos fáciles y tiempos difíciles, en todo caso solo hay los tiempos que nos toca vivir.

Lo fácil o lo difícil depende de uno, de su idoneidad, de su personalidad, de sus convicciones, en mi vida personal nunca me sentí asediado, aunque entiendo que hay muchas personas que ceden ante la presión o que sin ceder las afecta y hasta pueden quedar dañadas.

No quiero decir que haya que ser desaprensivo, pero en la vida personal hay que tener muy en claro que los fines imponen medios, un principio moral que enseñó ese gran moralista que fue Nicolás Maquiavelo, y podríamos decir que la moral consiste en saber usar los medios apropiados para conseguir los fines propuestos y la inmoralidad es lo inverso, la falta de ánimo para usar los medios necesarios (el no animarse).

Max Weber nos habló de la ética de la convicción y de la responsabilidad, y en ello radica el arte de saber vivir. Sería un poco el “niti” y el “nyaya” de la literatura sáncrita que explicara Amartya Sen, la primera seria la justicia como forma institucional y la segunda la justicia realizada, la primera es condición necesaria, pero no suficiente.

La ética de la responsabilidad es la que hace posible aplicar nuestras convicciones. Entre ellas debe mediar la virtud de la prudencia.

Viene a cuento esta breve introducción porque días pasados me ponía en el lugar de cualquier CEO de una línea aérea, y también pensaba que no podría tener la misma idea rectora sin poder distinguir el país de referencia y el tipo de línea aérea que estuviera administrando.

Como principio tendría que ubicarme en la circunstancia de tiempo y lugar, y por una cuestión de domicilio me imaginé en Aerolíneas Argentinas, y como alternativa en alguna línea europea.

En Aerolíneas Argentinas

Lo primero que debería ponderar es que la Argentina es un país quebrado, con alta inflación, con carencia de divisas, con cepo cambiario, sin acceso al crédito, tasas de interés locales y extranjeras insoportables para nuestro nivel de productividad, con un nivel de pobreza estructural real del 65%, con una economía marginal o negra del 40%, más de medio PBI fuera del circuito formal, lo que no quiere decir que sea dinero negro o mal habido, sin posibilidades reales de recibir inversión privada. En ese panorama debería prever prioridades.

Lo primero que me vino a la cabeza es que si el país tuviera una institucionalidad razonable, ese medio PBI fuera del circuito estaría integrado a nuestra economía y obviamente el nivel de los “fundamentals” como se suele decir serían mucho más razonables. Habría una mejor distribución del ingreso y ratificaría que nuestro país es realmente rico en recursos, tendríamos otros problemas, pero no los actuales que ya aburren, fatigan y entristecen. Tendríamos que saber administrar riqueza, no indigente pobreza como lo hacemos ahora y mal.

Volviendo a Aerolíneas Argentinas, tendría que mantener la fuente de trabajo para no incrementar el desempleo, tendría que prever una baja de la actividad como mínimo de un 65%, tendría que aplicar un nivel tarifario teniendo en cuenta la mínima capacidad de pago de la gente (para el cabotaje), salvo en el décimo decil de ingresos que mide el INDEC. No tendría que pedirle dinero al gobierno (estado) porque la situación actual exige atender otras cuestiones prioritarias.

Recuerdo mi experiencia en 1984 cuando la flota era comercialmente obsoleta, salvo los 737-200 que por lo menos no perdían dinero. Mi objetivo era lograr administrar con el personal para esperar la tan ansiada recuperación que hasta hoy no llegó.

Lo primero seria lograr una tregua salarial por tiempo indeterminado teniendo en cuenta los diferentes niveles de salarios y lograr satisfacer lo mínimo necesario.

Incrementar las ventas en el exterior para generar dólares y euros para poder garantizar el pago de los leasings y de los insumos que se deben pagar en esa moneda.

Restringir al máximo las ventas con destinos internacionales locales y exigir su pago en moneda extranjera.

Diseñar programas para atraer viajeros del exterior con los Agentes de Viaje y OTAs, compartiendo destinos con países que se avengan a suscribir convenios que faciliten el turismo y los cruces de frontera.

En el cabotaje intentaría diseñar programaciones con vuelos que se complementen de empresas privadas, previos acuerdos tarifarios que eviten las prácticas de “dumping”.

Este plan debería tener una duración mínima de dos años y mensualmente se deberían ponderar resultados y esfuerzos.

En una línea extranjera

Es probable que en muchos casos habrá que tomar la determinación de cerrar. En otros casos reducir oferta para abastecer a una demanda realmente sustentable. A lo sumo se debería solicitar a los estados algún tipo de garantía para contraer créditos en los mercados financieros, lo que debería ayudar a reconvertir al negocio del transporte aéreo en una actividad económica y no exclusivamente financiera.

Sería un error rendirse a la incorporación de capitales de los estados, las empresas en esa situación deberían quebrar o concursarse. Por otra parte, sería injusto que las líneas aéreas se nacionalicen y el bar de aquella esquina deba cerrar.

En estos casos debemos tener en cuenta que en general los estados tienen políticas racionales y la Unión Europea no deja de ser una garantía de racionalidad mínima.

Obvio, esto sólo es una síntesis de síntesis.

Buen año y recuerden que todo pasa por uno, no por los otros, parafraseando a John Kennedy: “Mira vos que podés hacer por tu vida, no le eches la culpa al otro de lo que pasa…”

Portal de América

Comentarios  

Estimado Luis, seguramente cuando redactaste el artículo de referencia no estabas enterado del aumento pactado entre el SAU (sindicatos aeronáuticos unidos), y Aerolineas Argentinas y esto es a cuenta de futuros aumentos. Salario de pagadero en Enero 23%, pagadero en Febrero 23%, pagadero en Marzo 25%, lo mismo para abril 25% y Mayo 25% el esquema acordado es sobre todos los ítems remunerativos y NO remunerativos, y actualiza además 1/2 SAC y el 1/4 SAC ( única empresa con 4, aguinaldos ), todo esto acordado a cuenta de más futuros aumentos ! Como verás no sólo la historia se repite y los sindicatos combativos logran nuevamente objetivo. Saludos y Feliz Año Nuevo 2021.

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.