Turismo, sol naciente
Domingo, 05 Julio 2020 20:15

Turismo, sol naciente

Ignacio Munyo es uno de los economistas más notorios en Uruguay en la actualidad. Tenemos la fortuna de contarlo entre nuestros lectores y tuvo la gentileza de hacernos llegar la columna suya que publicó este domingo El País de Montevideo. El próximo viernes 10 de julio, en la segunda edición de Portal de América Radio, conversaremos con él acerca de esta y otras miradas suyas respecto a la actividad.

Fiexpo 2024 1250x115
Mintur verano 1250x115
TSTT-1250x115
CIFFT 1250x115
Arapey 1250x115

por Ignacio Munyo - El País


El cuadro “Impresión, sol naciente” pintado en 1872 por Claude Monet -hoy en el Museo Marmottan Monet de París- sorprendía al establishment parisino de la época y marcaba el inicio del movimiento impresionista.

Hoy tenemos un potencial sol naciente con una oportunidad única para el inicio de una nueva etapa del sector Turismo en Uruguay.

En 2019, el turismo fue el principal sector exportador del país. El 15% del total de exportaciones de bienes y servicios de Uruguay fue explicado por el ingreso de visitantes al país. El top-5 se completa con la carne, celulosa, soja y lácteos que explicaron el 13%, 11%, 7% y 5% respectivamente del total de exportaciones de bienes y servicios del país.

Según datos del Ministerio de Turismo el aporte del sector a la economía es de una magnitud muy relevante: su contribución alcanzaba el pico de casi 9% del PBI en 2017 y era responsable directo del 6% de los puestos de trabajo del país. Naturalmente el impacto es mayor si se le suman los impactos indirectos e inducidos que genera el sector al interactuar con el resto de la economía.

Dentro del sector Turismo, un 40% es usualmente ocupado en restaurantes, un 20% en hoteles, otro 20% en transporte y el 20% restante en agencias de viajes, inmobiliarias, y otros servicios asociados al turismo. Al comparar a los empleados del sector con el resto de los empleados del país, se destaca que la proporción de mujeres ocupadas es significativamente mayor. También se destaca el menor nivel educativo promedio de las personas empleadas: menos del 2% de los ocupados en el sector han culminado la universidad, cuando para el total del país esta cifra alcanza casi el 10%.

A nivel interno, el Turismo está empezando a dar sus primeros pasos de reapertura. La Cámara y el Ministerio de Turismo presentaron una plataforma de creación y gestión de campañas publicitarias desarrollada por Young & Rubicam, que busca centralizar las ofertas turísticas de una forma dinámica y atractiva. El objetivo es ayudar a los operadores a conseguir reservas lo antes posible a través de una conexión directa con su público objetivo.

A nivel regional las perspectivas no son auspiciosas. Ni la evolución de la situación sanitaria en los países vecinos, ni la paridad cambiara -Uruguay está hoy un 40% más caro que Argentina y Brasil en relación con la paridad cambiaria histórica- generan las condiciones necesarias para tener expectativas positivas de llegada masiva de argentinos y brasileños al país.

A nivel global se abre una gran ventana de oportunidad para el Uruguay. Previo al coronavirus, la tendencia mundial era optimista y contundente. El turismo no paraba de crecer. Según datos de la Organización Mundial de Turismo, cada año se incrementaba en 30 millones el número turistas a nivel global: mientras que en 2012 eran 500 millones, en 2018 ya superaban los 700 millones y se esperaba que se acerquen a 1.000 millones en 2030.

El sector fue sin dudas uno de los más golpeados por la pandemia global. En la medida en que las condiciones sanitarias lo permitan, las Naciones Unidas apoyan el reinicio responsable del turismo, que debe gestionarse con el foco puesto en la salud pública como la principal preocupación.

En este marco global, la situación del Uruguay es privilegiada. Es claro que tenemos las condiciones sanitarias y tecnológicas para aprovechar la oportunidad. También es claro que tenemos una fuerte limitación por el lado de la conectividad aérea. ¡Desde Alemania o China la gente no puede venir en sus autos particulares tal como usualmente lo hacen los argentinos, brasileños o paraguayos!

La escasa conectividad aérea siempre ha sido determinante para el bajo desarrollo del turismo global en Uruguay. Las razones son múltiples y de larga data. Un punto importante al respecto son los costos para las aerolíneas que llegan al país. El costo del combustible nos ha condicionado enormemente y en muchos casos se ha vuelto prohibitivo para las aerolíneas cargar los tanques de los aviones en el Aeropuerto de Carrasco. Urge analizar posibles alternativas para lidiar con este asunto. La situación más que lo amerita.

Para poder aprovechar la oportunidad de atraer turistas globales también habrá que adaptar el sector a las exigencias de un cliente más exigente. En primer lugar, se debe buscar rápidamente la sensibilización de los empresarios del sector para profesionalizar la gestión de sus negocios. Por ejemplo, la importancia de implementar un plan de negocios no es algo que sea generalizada. Ni que hablar que es urgente la necesidad de capacitación de todo el personal en el uso masivo de herramientas digitales. Finalmente, no se debe dejar de lado, de ninguna manera, la capacitación en empatía a los operadores del sector. Brindar a los empleados el entrenamiento necesario para ofrecer al cliente lo que las herramientas digitales no les pueden brindar es cada día más valorado.

Tenemos una oportunidad única de transformar nuestro turismo de cabotaje (casi el 90% de los visitantes llegan usualmente de Argentina y Brasil) en turismo global. El Ministro de Turismo presenta el programa: “punto sano a punto sano” con el foco en la atracción de turistas provenientes de Europa. El MSP estudia los protocolos sanitarios necesarios y el aeropuerto se prepara para establecer controles estrictos. Existen varias aerolíneas del resto del mundo que presentan su interés en volar a Uruguay. Se puede ser optimista.

Louis Leroy escribía en 1874 en Le Charivari: “El principal objetivo al que intentaba llegar Monet con esta obra es provocar una impresión en el espectador.” El principal objetivo de esta columna es remarcar la gran oportunidad que tenemos. Somos conscientes de que el sector turismo tiene enormes condiciones naturales para ser uno de los motores de la economía del país. Tenemos que ser conscientes también de que estamos lejos de tener la preparación necesaria para recibir un flujo masivo de turistas globales cada vez más exigentes. En el contexto actual, sería un crimen no hacer el mayor esfuerzo posible para ponernos a punto.

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.