Covid, vacunación y comunicación
Jueves, 25 Marzo 2021 19:46

Covid, vacunación y comunicación

Iniciábamos la semana con la nota Vacunación en América se volvió angustiante, donde se desarrolla un estado de situación de la pandemia y la vacunación en Norteamérica, Sudamérica y Panamá.

Arapey 1250x115
Mintur verano 1250x115
TSTT-1250x115
CIFFT 1250x115
Fiexpo 2024 1250x115


por Eliseo Sequeira, desde Montevideo, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Paralelamente, a los sitios que consultamos en forma frecuente se agregó un rastreador de vacunación Covid-19 en tiempo real. Y también, ante el incremento de casos diarios en Uruguay, empezamos a investigar sobre el índice de Harvard (IH), dado que parecía poco probable que el color rojo incluyera tanto a un P7 (promedio de nuevos infectados en los últimos 7 días) mayor a 25, que uno mayor a 100.

Sobre el P7 y la escala de colores aplicada en Uruguay

Recorridas las presentaciones gráficas del P7, nos pareció interesante la empleada por el New York Times. A los clásicos colores verde (de 0 a 1), amarillo (1 a 10) y naranja (10 a 25), se pone límite superior al color rojo (25 a 50), agregándose el marrón (50 a 68) y negro (mayor a 68).

Esto supone una diferencia grande en el tema comunicación, pues afecta la mejor comprensión de la gravedad de la situación. No es lo mismo decir que al día 24 de marzo, 14 de los 19 departamentos de Uruguay están marcados de rojo, que decir que 7 (Canelones, Durazno, Florida, Paysandú, Salto, San José y Soriano) están en rojo, 3 (Artigas, Tacuarembó y Treinta y Tres) en marrón y 4 (Cerro Largo, Montevideo, Río Negro y Rivera) en negro. El no usar toda la escala de colores enmascara la cruda y grave realidad.

La terrible evolución de las muertes por Covid-19

Las muertes han venido aumentando permanentemente, pero al igual que el número de infectados, su evolución ha variado de país en país, en una constante conjugación de las medidas y discursos oficiales, la percepción y comportamiento de las personas, y el encare de las noticias asociadas al Covid por los medios de comunicación, con alarmistas y negacionistas en los tres grupos.

El pasado 23 de marzo, Gibraltar era el que tenía el mayor número de muertos por millón de habitantes (mpmh) a nivel mundial, 2.791. Para tener un punto de comparación, ese mismo día el Reino Unido estaba 8º con 1.853, EE.UU. 14º con 1.674, España 16º con 1.577, Perú 18º con 1.512, Brasil 23º con 1.398 (Río Grande del Sur con 1.560), Argentina 29º con 1.202, Chile 32º con 1.164 y Uruguay 94º con 233.

El caso de Perú lo hemos seleccionado expresamente para demostrar lo indicado en el primer párrafo de este subtítulo y compararlo con Uruguay, pues aunque ambos pertenecen a la misma región, la evolución de la pandemia en sus respectivos territorios ha sido muy diferente. El 15 de julio de 2020 estaba 5º a nivel mundial en el número de infectados y tenía 371 mpmh (a ese día Uruguay tenía 9 mpmh). El 21 de octubre de 2020 estaba primero a nivel mundial en el número de muertos por millón de habitantes, 1.023 (a ese día Uruguay tenía 15 mpmh, Perú había multiplicado por 2,75, Uruguay por 1,67). El pasado 23 de marzo, como ya indicamos Perú había pasado al lugar 18º en el mundo y multiplicado sus muertos por millón de habitantes por 1,48, Uruguay los multiplicó por 15,53. No voy a ponerme a analizar las múltiples causas de esa diferencia, no sólo porque carezco del conocimiento para hacerlo, sino que las que he visto hasta el momento adolecen de algún sesgo.

El avance de la vacunación

Al 31 de enero de este año, en Los pronósticos también fallaron con la "vacunación global", señalábamos que hasta ese momento el mundo había logrado vacunar sólo al 1% de su población, la cual había comenzado en el Reino Unido casi dos meses antes. Hoy, apenas 53 días después, ya se han aplicado 6,52 dosis cada 100 habitantes, pero eso significa apenas que el 5,11% de la población ha sido vacunada, y sólo 1,43% ya ha recibido las dos dosis.

En ese mismo artículo indicábamos el estado de la vacunación en Sudamérica, con países que habían comenzado, otros con cantidades de vacunas testimoniales, y otros con fecha prevista de inicio. En Uruguay se clamaba porque "el Gobierno se había dormido" y que "fuimos los últimos en empezar a vacunar".

Y en este punto es muy interesante la información que suministra el rastreador de vacunación Covid-19 en tiempo real, que no sólo va informando los actos vacunales en los 148 países que los reportan (algunos no lo hacen en forma diaria), sino que da la cifra de dosis administradas cada 100 habitantes y tiene un estimador del tiempo que falta para vacunar al 70% de la población con las dos dosis basándose en el ritmo de vacunación en los últimos 7 días.

En dicho sitio, este 25 de marzo Uruguay se encuentra en el lugar 42 de los países informados en cuanto a la cantidad de dosis administradas cada 100 habitantes. Pero más aún, es uno de los 13 países que su estimador indica que terminaría de vacunar este año. Y en ese reducido grupo sólo hay otros dos americanos, Chile y EE.UU. El reto ahora es mantener el ritmo de vacunación.

El mayor problema que están afrontando casi todos los países, es que el ritmo de vacunación no logra frenar el ritmo de contagio. Y el casi se refiere a EE.UU. e Israel, pues ambos han reportado reducciones en el ritmo de infecciones, especialmente las graves que requieren ingreso a cuidados intensivos.

Igualmente los cuidados deberán mantenerse por mucho tiempo. Israel, que ya ha vacunado al 60% de su población, y el 54% de la misma tiene la vacuna completa, está exigiendo cuarentena a quienes ingresan a su territorio, e incluso estudia el uso de pulseras electrónicas para el control de su cumplimiento.

El mundo ya no será el mismo, aunque todos se vacunen.

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.