Jueves, 05 Mayo 2016 00:39

Mercado informal e ilegal (por ahora) de alojamiento turístico

Mercado informal e ilegal (por ahora) de alojamiento turístico www.zonamovilidad.es

Son varios los estudios que evidencian el cambio que está sufriendo el mercado de alojamiento turístico en la mal llamada “economía colaborativa”, como resultado del cual este nombre resulta hoy totalmente inapropiado.

 

 

 

por Eugenio Yunis, desde Santiago de Chile

 

Los alojamientos colaborativos comenzaron como una iniciativa que buscaba dos fines principales: por el lado de la oferta, generar unos ingresos adicionales a particulares que, en tiempos de crisis financiera (2008-2009), estaban dispuestos a acoger en sus casas, a cambio de una módica suma, a turistas y viajeros por algunos días o semanas. Y por el lado de la demanda, alojarse, también en tiempos de crisis, por un costo más bajo que en los hoteles y tener un contacto más directo con residentes locales, para aprender algo más del país o la ciudad visitada.

Sin embargo, estos nobles objetivos iniciales se han ido diluyendo con el paso de los años y con la masificación que ha tenido este mercado, el que inicialmente era marginal y auténticamente de particular a particular. Hoy él está siendo dominado por un puñado de plataformas electrónicas, valoradas en miles de millones de dólares, que comercializan una oferta que no les pertenece, y que es mayoritariamente impersonal, sin prácticamente ningún contacto ni menos intercambio cultural entre anfitrión y huésped. Lo que es aún peor, es que junto a la oferta de habitaciones de particulares, han aparecido grandes empresas del sector inmobiliario que aprovechan estas plataformas para beneficiarse del negocio del alojamiento turístico, pero sin estar sujetos a ningún tipo de regulación ni tampoco al pago de tributos al fisco de sus respectivos países.

Según un estudio de la Pennsylvania State University, más de un tercio de las habitaciones y propiedades ofrecidas en Estados Unidos por una de estas plataformas corresponde a una oferta “industrial”, es decir, departamentos standard pertenecientes a empresas inmobiliarias; otros estudios estiman que la oferta industrial es ya cercana al 50 % de la oferta de las plataformas. En Londres se ha constatado similar tendencia, y lo mismo está sucediendo en ciudades como Barcelona, Madrid, París, Santiago de Chile, Tokyo y varias otras.

La principal plataforma de reservas de este tipo, ante el éxito comercial que ha tenido en los dos últimos años, abrió el año pasado un departamento corporativo para atender las necesidades de alojamiento turístico de empleados y ejecutivos de empresas. Y tiene planes de expandir su negocio a otros rubros del turismo.

¿Dónde quedaron los objetivos “colaborativos” y de autenticidad, o los “contactos directos” con los residentes locales? ¿Se está contribuyendo con esta oferta informal a crear empleos dignos en los destinos, como lo hace la industria hotelera establecida? ¿Se generan ingresos para los estados o ciudades anfitrionas con estas plataformas manejadas desde un par de capitales del hemisferio Norte?

Las respuestas a estas preguntas son lamentablemente negativas. Es por ello que no es de extrañar que las asociaciones empresariales de la industria hotelera formal estén reaccionando con fuerza, no para detener esta oferta claramente informal de alojamiento turístico, sino para que ella compita en los mismos términos que les son exigidos a las empresas hoteleras y a los miles de pequeños y medianos hoteles y hostales independientes en todo el mundo. Ya hay ciudades (Barcelona, New York, París, Tokyo) y países (España, Francia, Gran Bretaña) que han tomado algunas medidas para regularizar – no prohibir- esta oferta.
 
Es urgente que en América Latina los estados también adopten medidas regulatorias al respecto, antes que estas plataformas destruyan la industria hotelera bien establecida, y con ella, desaparezcan cientos de miles de empleos y se ponga en riesgo la reputación de los destinos turísticos de la región.

Portal de América

Comentarios  

#1 Náyade Aguilar Velos 13-05-2016 11:01
Tuve la oportunidad de conocer a don Eugenio Yunis, me tocó profundamente su acuciosidad, prolijidad y profundidad en su trabajo. Junto con este gran artículo, también hay un hombre de gran valor intelectual y humano.
Citar

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.


EUGENIO YUNIS

Es chileno y reside en Santiago de Chile. Es Ingeniero Civil de la Universidad de Chile y realizó estudios de Post-grado en Economía del Desarrollo en la Universidad de Grenoble, Francia, obteniendo un D.E.A (Master). Entre 1974 y 1976 fue Investigador Asociado en la Manchester Business School del Reino Unido, y desde 1976 a 1982 trabajó como Consultor Senior en la Divisón de Políticas Públicas de la empresa Coopers & Lybrand, Londres, realizando numerosas asesorías para clientes públicos y privados en diversos países de Europa, África, Asia y América Latina.

 

En 1982 se traslada a Madrid para desempeñarse como Jefe Regional para América y Europa y posteriormente como Director Adjunto de Cooperación Técnica en la Organización Mundial del Turismo, organismo especializado de Naciones Unidas. Entre 1990 y 1994 fue Director Nacional de Turismo en Chile, cargo desde el cual inicia la formulación de Planes Maestros para el Desarrollo del Turismo en varias regiones del país, promueve la profesionalización del sector, logra duplicar la llegada de turistas extranjeros a Chile en 4 años.

 

Por su iniciativa, se crea la Corporación de Promoción Turística de Chile, ente mixto que fomenta la asociación público-privada, conocida hoy como Turismo Chile. A partir de 1997, regresa a la OMT en Madrid, ahora como Director de Desarrollo Sostenible, para impulsar todos los programas de sustentabilidad del turismo. En 2007 es promovido a Director General del Programa de Trabajo de la OMT, y entre 2009 y 2010 actuó como Secretario General Adjunto suplente.

En su larga carrera internacional, ha realizado misiones de trabajo en alrededor de 80 países. En el año 2000, fue Investigador Invitado en el Getty Conservation Institute de Los Angeles (EE.UU.), ha publicado libros y artículos sobre desarrollo turístico, patrimonio cultural, turismo y pobreza, y otros temas ligados al sector y ha sido Profesor Invitado en numerosas universidades de Europa y América Latina. En setiembre de 2010, fus disertante invitado en la Tercera Edición del Seminario del Portal, OBJETIVO TURISMO, desarrollado en el Argentino Hotel de Piriápolis, Uruguay.


Las opiniones vertidas por los autores en esta sección, son de exclusiva propiedad y responsabilidad de los columnistas y no necesariamente, reflejan la idea u opinión del medio. En el Portal de América, la única regla que rige para los colaboradores, es la de observar el decoro y las buenas costumbres.

EDITORIAL

El primer programa piloto de Portal de América TV

El primer programa piloto de Portal de América TV

Si usted se perdió el primer programa piloto de Portal de América TV que se emitió este jueves 17 de...

Leer más

 

ESPECIALES

¿Qué nos dice que los japoneses estén huyendo hacia el efectivo?
¿Qué nos dice que los japoneses estén huyendo hacia el efectivo? Lo primero que nos dice es que la estupidez de las medidas intervencionistas de las autoridades financieras y monetarias tiene…
Leer más...

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

Desde Ibiza a Barcelona
Desde Ibiza a Barcelona Quiso el destino que en este momento estuviéramos embarcando desde Ibiza hacia Barcelona. Por 24 horas no estuvimos en el…
Leer más...

 

 

EDITORIALES ANTERIORES

COLUMNISTAS:

Ibiza: donde todo está bien
Ibiza: donde todo está bien Aquí nadie está enojado, nadie corre, nadie importuna. Todo funciona, hay buenos modos, excelente servicio y todo, tiene solución, obviamente, siempre que haya euros. La llegada ya anunciaba el paraíso. Elegimos alojarnos en el puerto para que esta breve estadía…
Leer más...