Lunes, 20 Marzo 2017 20:06

Sierra de la Ventana y Tandil

Siempre intenté separar dos conceptos, viajero y turista. Viajero es aquella persona que busca descubrir o encontrar destinos por sí mismo, para el turista el destino se compra. Más de una vez consideré que el turismo se "comoditizó", así se vende Europa, América, sud este asiático, etc, y así se compran, los precios están fijados en las principales plazas. El viajero viene a ser una suerte de turista artesanal....

 

por Luis Alejandro Rizzi, desde Tandil, Provincia de Buenos Aires

 

Digo esto porque buscando por internet encontré en lugares conocidos, a solo poco más de 500 km de Buenos Aires, lo desconocido. Y así descubrí el complejo "El mirador" ubicado en Ventania, al pie de la sierra de la Ventana, frente al cerro Funkel, en el parque provincial Ernesto Tornsquit.

 

El lugar es de una belleza sencilla, cerros de poca altura, a poca  distancia la ventana esculpida en la parte superior de la sierra que le da nombre a la zona,  pequeños bosques, instalaciones muy bien pensadas, alejadas de lujos pero acogedoras y la calidad de una atención sobriamente personalizada. No lo podría calificar con las famosas estrellas. Simplemente es bueno.

 

Lo malo es el estado de las rutas de la provincia de Buenos Aires que demuestran que en los últimos años de gobierno de un mismo partido, hoy en la oposición, poco y nada es lo que se hizo, no sólo en construcción sino en mantenimiento. Realmente es muy peligroso circular de noche y riesgoso hacerlo de día. Evidentemente ese estado de cosas perjudica e impide que estos lugares reciban más turismo.

 

Villa Ventana es como hacer un viaje hacia atrás, las calles se mantienen de tierra, es escasa la iluminación nocturna, lo que le da a la villa un encanto difícil de describir, pero que con un poco de imaginación nos convierte en personajes de esos cuentos que nos gustaban que cuando éramos chicos nos contarán antes de dormir. De algún modo es como si guardaran algún misterio o secreto prohibido de revelar.

 

Es placentero recorrerla caminando, perdiéndonos en sus calles y admirando muy lindas construcciones que demuestran que es un lugar muy atrayente y cautivante.

 

Quizás esta época del año y la primavera sean los mejores momentos para ir y convertirnos en inquietos viajeros.

 

Después de pasar tres días vinimos a Tandil, otra vez sufrimos el pésimo estado de las rutas provinciales y pensamos no sólo en la ardua tarea que aún le espera a doña María Eugenia Vidal, sino a los que la sucedan. Poner en valor a la provincia llevará por lo menos diez años y me quedo corto, da la impresión que era necesario comenzar de cero y solo van quince meses....

 

Hacía unos veinte años que no visitaba esta zona, también de sierras y lugares muy bellos. Me sorprendió su crecimiento. Me dicen que la población actual ronda los 170.000 habitantes, y se advierte su pujante desarrollo en nuevos edificios y en su comercio, pese a la recesión actual que parecería comenzar a declinar.

 

El famoso calvario sigue siendo un sitio de especial atracción para nosotros, los devotos, y también para los viajeros y turistas que no pueden ocultar la emoción que causa en la gente estos lugares que nos reproducen historias de hechos ocurridos hace más de dos mil años. Hechos que como dicen los escépticos, es difícil encontrar en los legados de los historiadores de la época, pero que están narrados en los textos religiosos con lujos de detalles.

 

Hay un punto en lo que se refiere al origen del universo y del mundo que la ciencia no puede ni podrá explicar, y es en ese punto en que se produce el encuentro de la sabiduría con la fe, y es el misterio de Dios, como creador.

 

En Tandil nos alojamos en "La protegida", un confortable lugar que ofrece lo necesario para pasar unos días lejos de las rigideces de las ciudades y tener tiempo para pensar en uno y en el sentido de la vida, cosa que pocas veces hacemos.

 

Acá se ofrecen varios tipos de recorridos pensados especialmente para la gente joven, y me dicen que poco a poco se va generando un turismo de todo el año. Todos me dicen que si hubiera un buen servicio ferroviario, podrían llegar muchos más viajeros y turistas. Como se ve, no sólo el medio aéreo facilita la conectividad, y esta realidad exige de una buena vez pensar un política de transporte, no sólo nacional sino también provincial.

 

Tandil y Sierra de la Ventana podrían constituir un buen circuito turístico, pero hoy esas pequeñas distancias los alejan de todo por las falencias antes descriptas.

 

Mañana finalizaremos este breve periplo en Pinamar. Como ven hemos tratado de alejarnos del mundanal ruido y desde ya nos aconsejaron, no ir por la ruta 74 o 76 que es más directa,  no recuerdo el número que la identifica, vayan por la 226 y la 11 que están en mejor estado, harán casi 100 km más, pero viajarán más seguros, así lo haremos....


Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.


LUIS ALEJANDRO RIZZI

Argentino, residente en Buenos Aires, abogado, trabaja en su profesión asesorando empresas. Hizo secundaria en el Colegio Nacional de Buenos Aires y la carrera en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Tiene cursos de post grado en Derecho Aeronáutico y Transporte Aéreo. Fue Gerente General de Aerolíneas Argentinas; hizo periodismo económico en Radio Mitre y Radio del Plata y escribió en diversos medios sobre temas económicos y cambiarios. Fue Profesor de Comercio Exterior en la Fundación Bank Boston. Ha dado charlas y dictado cursos en varias ciudades del interior argentino y participado en numerosos congresos y eventos en su país y en el exterior. Escribe sobre Transporte aéreo, política aérea y turística y política nacional e internacional.


Las opiniones vertidas por los autores en esta sección, son de exclusiva propiedad y responsabilidad de los columnistas y no necesariamente, reflejan la idea u opinión del medio. En el Portal de América, la única regla que rige para los colaboradores, es la de observar el decoro y las buenas costumbres.

EDITORIAL:

Alas Uruguay: diálogos póstumos parte II, habló Nicolás de los Santos
Alas Uruguay: diálogos póstumos parte II, habló Nicolás de los Santos Como fuese anunciado ayer en Alas Uruguay: diálogos póstumos este miércoles 22 de marzo en el programa No toquen nada…
Leer más...

EDITORIALES ANTERIORES

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

Embajada de EEUU examina cambios en las compras web
Embajada de EEUU examina cambios en las compras web Dos gremiales que nuclean a correos privados (couriers) mantuvieron al menos una reunión cada una con representantes de la Embajada…
Leer más...

 

Limón en Costa Rica: sobre gustos...
Limón en Costa Rica: sobre gustos... La última escala del crucero que realizamos recientemente, luego de las de Cartagena en Colombia; Montego Bay en Jamaica y George Town en Caimán, fue en Puerto Limón, Costa Rica. Era nuestra primera vez en esta nación y a pesar…
Leer más...

Blogs del PDA: