Martes, 16 Febrero 2016 01:25

El Quelesjedi no es Rolinga (*)

El Quelesjedi no es Rolinga (*) desmotivaciones.es

Este artículo jamás lo escribiría Elquelesjedi. No sé que va a pasar cuando lo lea. Es que el tipo es un autodidacta de la planta, hasta ahora se ocupa de aparecer como referente periodístico del turismo y la aviación comercial y sabe que "no garpa" reconocer lo que yo sí les voy a contar. Me crean o no, su oído  musical no puede diferenciar a los Rollings de los Beatles o Los Shakers. Distingue bien a Zitarrosa y a Jaime Roos pero se le complica entre Larbanois-Carrero y los Olimareños y celebra que exista Fernando Cabrera "porque está bueno que un famoso cante peor y desafine más que yo" dice tras una carcajada.

por ElBis Turí, desde algún lugar cerca de Montevideo

A mediados de 2006 en el Portal del Uruguay miren lo que escribió: "...en nuestro país, comienza a manejarse, la eventual presentación para el mes de febrero del año entrante, de la legendaria banda Rolling Stones. Se especula con una o varias presentaciones en el mítico Estadio Centenario". Ya les digo, será un adelantado pero le erró por nueve años!!

Hace algunos meses le causó mucha gracia cuando en el seno familiar decidieron comprar entradas para el show de esta noche y por buena educación y hasta gentileza, lo miraron como preguntándole si él iba...

"No gasten pólvora en chimangos y no piensen en margaritas pa' los chanchos", dijo con una sonrisa y siguió atento a la PC.

Además del Canto Popular uruguayo, algunos tangos (sobretodo de Julio Sosa, al que juna seguro y hasta se sabe algunas letras) tiene debilidad por la Bossa Nova, por algunos íconos de la música brasileña y en la época que trabajaba mucho con Brasil tuvo hasta algunas preferencias y tiene testigos que hasta sabía algunas letras de Gal Costa, Vinicius, Toquinho pero sobremanera de Chico Buarque y de María Bethania, a quien vio en vivo en una noche gloriosa en el célebre Canecao.

Pero con la música tiene algunas anécdotas que son increíbles, máxime en alguien como él que no sabe aún si tiene oído.

En la primera fue protagonista y transcurrió entre 1980 y 1981. Viajó a mediados del 80 a Lima por su trabajo en turismo y a través de un gerente de hotel de la capital incaica conoció a Claudio Fabbri, un músico muy conocido en el ámbito local quien recientemente había participado en el Festival Yamaha de Tokío con un tema suyo interpretado por Gladys Mercado. Fabbri le confesó que su gran anhelo era poder participar en el Festival de Costa a Costa en Piriápolis que por esa época era uno de los más famosos de la región, al nivel del de Viña del Mar.

Elquelesjedi llegó a Montevideo y en su portafolio venía un cassette que le había dado Fabbri con una canción suya grabada por Mercado y consiguió una entrevista con Juan Carlos Solá, el hombre fundamental del evento quien luego de escuchar el tema le dijo: "Es muy buen tema, está muy bien cantado, si la traés, participa seguro y te doy alojamiento y comida para ella y el autor".

Y los trajo. Vinieron la Mercado y Fabbri con la esposa. Invirtió en los pasajes, los llevó en su Fusca rojo que andaba en tres cilindros a Piriápolis, se instaló allá y vivió el gran festival por dentro, el del verano de 1981. Los animadores eran Miguel Angel Viera y Vilma Lujambio. La noche que debutó la cantante peruana, el Pabellón de las Rosas se vino abajo. Elquelesjedi escuchó la ovación y no lo podía creer, llegó a fantasear en un futuro como representante de artistas.

Cuando cenaban esa anoche luego de la gala, Elquelesjedi estaba muy agrandado, en la interna todos le auguraban que el primer puesto era un trámite para la peruana. Entonces Fabbri, gran conocedor de festivales, al conocer el evento por dentro le dijo: "A lo sumo, quizás me den alguna mención secundaria pero no ganamos". Y así fue. No pasó nada, quiso desquitar la inversión "colocando" a su figura en la noche montevideana y allí se dio cuenta de la pequeñez del mercado. Las cifras propuestas eran tan insultantes que asumió la inversión como pérdida y guardó el intento como experiencia.

La segunda fue cuando editaba en La República a inicios de los 90 el suplemento Cicerone (nombre que no registró y se lo soplaron) y se enojó con Eric Clapton porque no venía a tocar a Montevideo porque no había hoteles 5 estrellas donde hospedarse y escribió "¿Y al fin y al cabo, a éste quién lo conoce?".

La tercera anécdota tuvo lugar en 1991 cuando viajó con su esposa al Nordeste brasileño. En Natal, Recife y Maceió se oía a cada rato un tema en la voz de una desconocida. La canción era Canto da cidade y la intérprete, Daniela Mercury. En su portafolio esa vez también trajo un cassette, pero no para presentar a la Mercury en ningún festival sino para seguir escuchándola y decirle a todos quienes lo quisieron oír que era el éxito que llegaría en breve cuando en Uruguay nadie "la tenía".

Hoy no va al Centenario pero está feliz igual, su mujer y sus dos hijos si lo harán y él hará de abuelo.

 (*)Rolinga es el término con que se designa a una subcultura que nació en Argentina a mediados de los años '80 y cuyos miembros son fanáticos de la famosa banda británica The Rolling Stones, de donde surgió el nombre de propia subcultura debido a la castellanización de la palabra Rolling...
   

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.


ElBis Turí

Latinoamericano. Residente en la región, cerca de Montevideo. Escritor, poeta, observador de la realidad, especialista en tomar por el atajo y sin pelos en la lengua y mucho menos en las teclas de su antigua pc. Se recibió en la Virtual Facultad de Layeca como opinólogo total.

Fue cafetero, comparsa en la ópera y hasta en el mismísimo Teatro Solís con la célebre Comedia Francesa; jugó a varios deportes y no se destacó en ninguno. Fue cadete, vendedor de tienda, de publicidad, de viajes, de autos y de ilusiones. Estuvo en América del Sur, Central , del Norte, en Europa y también en el clearing, algún calabozo y en diversos sitios non sanctos. Ha dictado charlas y conferencias y fue docente en una prestigiosa academia internacional. Escribe sobre todo lo que no puede escribir firmando su alter ego.


Las opiniones vertidas por los autores en esta sección, son de exclusiva propiedad y responsabilidad de los columnistas y no necesariamente, reflejan la idea u opinión del medio. En el Portal de América, la única regla que rige para los colaboradores, es la de observar el decoro y las buenas costumbres.

EDITORIAL:

Alas Uruguay: diálogos póstumos parte II, habló Nicolás de los Santos
Alas Uruguay: diálogos póstumos parte II, habló Nicolás de los Santos Como fuese anunciado ayer en Alas Uruguay: diálogos póstumos este miércoles 22 de marzo en el programa No toquen nada…
Leer más...

EDITORIALES ANTERIORES

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

David Peckinpaugh, líder de Marítz Global Events brindó conferencia en Montevideo
David Peckinpaugh, líder de Marítz Global Events brindó conferencia en Montevideo Con el objetivo de continuar afianzando su reciente asociación, Grupo Elis Meetings Management invitó al presidente de Maritz Global Events,…
Leer más...

 

Limón en Costa Rica: sobre gustos...
Limón en Costa Rica: sobre gustos... La última escala del crucero que realizamos recientemente, luego de las de Cartagena en Colombia; Montego Bay en Jamaica y George Town en Caimán, fue en Puerto Limón, Costa Rica. Era nuestra primera vez en esta nación y a pesar…
Leer más...

Blogs del PDA: