Teníamos previsto con mucha anticipación la partida para el miércoles 22 de diciembre desde Carrasco al JFK pero, en los días previos a esa fecha estuvimos a punto de cancelar el viaje viendo la disparada mundial de contagios por Ómicron y cómo se iban diezmando los recursos humanos para los vuelos de las aerolíneas. Finalmente decidimos viajar y hasta ahora, no nos hemos arrepentido pero, no podemos ocultar que estamos con todos los sentidos en estado de alerta, “por si las moscas”. Pero bueno, la idea en este artículo es compartir la mirada de lo que vimos, vivimos, sentimos, padecimos y disfrutamos, en esta nueva experiencia en la Gran Manzana.

Hoy realizamos el clásico tour de "Las luces de navidad". Partimos a las 17:30 horas, ya de noche en Nueva York, recorriendo la parte este de Manhatan, observando sus principales edificaciones y decoraciones. Pasando por Queens llegamos a Brooklyn, donde se encuentra el barrio ítalo americano de Dyker Heights, famoso por la decoración navideña de sus casas, cada vez más sorprendente y extravagante, transformándolas en verdaderas obras de arte. Se dice que hay vecinos que gastan hasta U$S 20.000 para ambientar sus casas. Todo comenzó en 1986, cuando Lucy Spata decidió poner luces de navidad en su casa. Luego la fueron imitando los vecinos hasta transformarla en una tradición.

Este miércoles en la madrugada, Sergio Antonio Herrera embarcó hacia Nueva York, donde llegó a las cero horas de este jueves (hora uruguaya) previa escala en Panamá.

Miércoles, 03 Noviembre 2021 18:46

El Museo del Oro (y más) bogotano #ElPDAenColombia

La idea había sido incluir la visita a este “sitio obligado” en la capital colombiana cuando hicimos el clásico City Tour, pero el lunes 1/11, Día de todos los santos, cuando lo realizamos, era feriado y no abrió. Sin embargo el martes 2/11 Día de difuntos si pudimos acceder, reserva web previa. Con la compañía y guía de un joven antropólogo, recorrimos los sectores más relevantes del emblemático lugar.

Once años atrás habíamos venido a Bogotá, invitados por ACOPET, la asociación de colegas colombianos a dar una charla sobre periodismo especializado en turismo. Ahora vinimos a reconocer y disfrutar a la gran capital y vaya si lo estamos logrando!.

Luego de la intensa actividad que nos demandó la cobertura de FIEXPO Latin America en Cartagena de Indias, este lunes madrugamos de verdad (a las 05.00 AM en el aeropuerto) para volar a la capital colombiana Bogotá. Sin llegar a subir a nuestra habitación, apenas llegamos al hotel en el barrio de Usaquen, partimos en excursión en una primera instancia hacia Zipaquirá, para luego de registrar lo más atractivo de ese lugar, fuimos al Parque de la sal para iniciar una impresionante experiencia que compartimos. La Catedral de Sal está construida en el interior de las minas de sal de Zipaquirá, en el departamento de Cundinamarca, Colombia. Su diseño arquitectónico y artístico es del arquitecto bogotano Roswell Garavito Pearl, el cual salió aprobado entre un total de 44 propuestas en un concurso convocado por la Sociedad Colombiana de Arquitectos en 1990. En su interior se encuentra una rica colección artística, especialmente de esculturas de sal y mármol en un ambiente lleno de un profundo sentido religioso. La Catedral de Sal de Zipaquirá es considerada como uno de los logros arquitectónicos y artísticos más notables de la arquitectura colombiana,​ por lo que se le ha otorgado incluso el título de joya arquitectónica de la modernidad.​ En 2007 mediante un concurso para elegir las 7 Maravillas de Colombia, obtuvo la mayor votación; convirtiéndose en la Maravilla número uno de Colombia, aunque también fue propuesta entre las Nuevas siete maravillas del mundo moderno.

Con la coordinación de Procolombia, el organismo encargado de promover el Turismo, la Inversión Extranjera en Colombia, las Exportaciones no minero energéticas y la imagen del país, vivimos una experiencia espectacular disfrutando de un paisaje sublime pero fundamentalmente de una historia muy singular. Se trata de la desaparición bajo el agua del antiguo pueblo de El Peñol, la aparición de la laguna que formó la represa que originó el gran cambio, el nuevo pueblo y todo ello complementado con un lugar de ensueño como Guatapé, colorido, pintoresco y de la famosa piedra de El Peñol a la que se accede subiendo 740 escalones o en helicóptero. Navegamos por la Laguna admirando el maravilloso entorno y algo de su historia.

Como les habíamos anunciado, esta es la segunda parte de nuestra visita guiada por la capital del departamento colombiano de Antioquia. En primera instancia compartimos la experiencia del moderno sistema de transporte rápido denominado Metrocable que inició su servicio en 2004. El Tranvia eléctrico parte desde la estación de San Antonio en el centro, en un viaje de poco menos de media hora hasta la Estación Oriental donde se combina con el teleférico que lleva a miles de miles de personas de modo permanente a las comunas enclavadas en lo alto, circundando a la ciudad de Medellín. Posteriormente conocimos la Plaza Bolívar con su imponente Catedral Metropolitana construida con más de un millón trescientos mil ladrillos. Paseo Junín, Avenida de la Playa hasta Plaza Botero para admirar la maravillosa obra del gran maestro colombiano, luego la significativa Plaza de las luces y culminar posteriormente el recorrido en el Centro Administrativo de La Alpujarra, donde se concentran los edificios de la Alcaldía y de la Gobernación, además de la Oficina de Pasaportes.

En esta primera parte de la visita a la capital antioqueña, compartimos nuestro pasaje por el barrio El Poblado donde vive la clase alta de la ciudad y se encuentran los edificios y las instituciones representativas del sector financiero y comercial. Incluimos algunas vistas del Centro Comercial Santa Fe y desde allí, con la compañía de Arvey Cruz al volante y siendo nuestro guía, iniciamos un tour muy demostrativo de las principales atracciones de la capital de Antioquia. Ascendimos al Cerro Nutibara donde se encuentra el Pueblito Paisa, réplica o modelo que representa a los 126 pueblos que circundan a Medellín. Posteriormente llegamos al Paraue Pies Descalzos, lugar donde EPM (Empresas públicas Medellín) brinda gratuitamente un tratamiento especial para sus residentes y visitantes. Finalizaremos el martes con Plaza Botero, Museo de Antioquia (no alcanzó la luz solar para hacerlo) y la gratísima experiencia del moderno servicio de transporte combinado con el tranvía y el Metro Cable, contenidos ya registrados que estamos seguros impactarán a nuestros seguidores.

Luego de un clásico viaje por América del Sur, extenso y cansador, tras  la escala en Panamá llegamos a la hermosa región de Antioquía al Aeropuerto Córdova en Río Negro, en las alturas que rodean a la hermosa Medellín. Luego de un complicado ingreso al hotel (cambio de habitación por desperfectos) resolvimos ir a cenar y elegimos “Andrés carne de res”. Una parrilla espectacular, alegria, buena música, buenos tragos, exquisita comida, mucha gente y pocos tapabocas.


.