Martes, 14 Noviembre 2017 18:10

Hashima, la isla acorazada de Jap贸n

Cuando planeamos un viaje, es habitual que a la cabeza nos vengan destinos prototípicos como Roma, Nueva York o Barcelona. Grandes ciudades, capaces de ofrecer al turista un sinfín de posibilidades en cuanto a ocio y cultura. Uno de los países que más visitantes recibe al año es Japón; su mezcla entre tradición y modernidad lo sitúa como un país diferente a todos los demás. Mujeres en kimono, gente disfrazada por la calle, el sushi, el manga, ese estilo de cómic que ya ha dado la vuelta al mundo y que se ha lanzado a cubrir temas más occidentales como una serie basada en la jugadora de póker Vivian Im, o los hoteles cápsula, en los que poder dormir sintiéndose en la piel de un astronauta, suelen ser las primeras imágenes que evoca nuestra mente cuando mencionamos al país nipón. Pero Japón tiene mucho más que ofrecer, y es que un país que estuvo cerrado al resto del mundo durante casi 300 años guarda en su interior joyas que todavía están por descubrir. Una de ellas es la isla de Hashima, abandonada en 1974 y que se posiciona como uno de los destinos imprescindibles de lo que se ha dado en llamar como turismo de abandono, centrado en visitar localizaciones que son un recuerdo de lo que un día fueron.

 

 

 

Situada a escasos 20 kilómetros del puerto de Nagasaki y localización de una de las últimas películas de James Bond, Skyfall, la isla de Hashima se recorta contra el cielo gris de Japón como un fantasma, nombre por el que los nipones se refieren a la ínsula. Pero Hashima no siempre estuvo deshabitada, ni sus edificios vacíos y a punto de derrumbarse. Hace apenas cuarenta décadas esta isla fue el lugar más poblado del planeta, con más de 5.000 personas viviendo en un espacio que no superaba los 2Km2 y cuyo oficio era la extracción de carbón de la mina en la isla. Y es que éste, el carbón, siempre fue el motor de este fantasmagórico lugar desde que a finales del siglo XIX comenzasen a llegar sus primeros habitantes. Poco tardaron las empresas en ver en Hashima un lugar privilegiado para la explotación industrial del carbón y en 1890 Mitsubishi la compró y la adecuó para explotar este preciado recurso natural. Así fue como la isla fue habitada por los trabajadores de la mina y sus familias, alcanzando su máximo esplendor en la década de los 60.

 

La explotación de la mina de la isla no se vio interrumpida en ningún momento de su historia y lejos de quedarse estancada Hashima se sumó a la vanguardia arquitectónica del momento. En 1916, por ejemplo, cuando la población de la isla comenzó a aumentar se hizo necesaria la construcción de un nuevo edificio que ofreciera un mayor número de viviendas a los trabajadores y a sus familias. Esta nueva construcción se hizo en hormigón armado para paliar los posibles daños provocados por el mal tiempo y se convirtió en uno de los primeros edificios de Japón en emplear este material. Un año más tarde, en 1917, Hashima volvía a destacar al construir un nuevo edificio residencial denominado Nikkyu que con sus nueve pisos se convirtió en el más alto del país.

 

A pesar de que la isla contaba con casi todos los servicios que nos podamos imaginar, tales como un hospital, colegio, oficina de correos, comisaría, gimnasio, restaurantes, hoteles, cafés y hasta una pista de tenis, la privacidad de sus habitantes era muy reducida y el tamaño de las viviendas todavía más, alcanzando en raras ocasiones los 20 metros cuadrados. Tan solo había una única casa en toda la isla, que situada simbólicamente en el punto más alto pertenecía al jefe de la mina.

 

Las posibilidades de desarrollar una industria agrícola eran prácticamente nulas debido a la propia condición del suelo mineral de la isla. Con todo, fueron varios los habitantes de la isla los que en la década de los 50/60 comenzaron a llevar desde otros lugares tierra fértil con el fin de cultivar víveres en los tejados para así poder tener alimentos cuando las condiciones climáticas no permitiesen su llegada a través del mar.

 

A finales de la década de los 60 el carbón comenzó a ser sustituido por el petróleo como recurso energético lo que obligó a Mitsubishi a ir reduciendo paulatinamente su plantilla de trabajadores hasta que en enero de 1974 anunció el cierre definitivo de la mina, ofreciendo a sus trabajadores la posibilidad de reubicarse en otras fábricas de la empresa. Así fue como en menos de tres meses la isla quedó totalmente deshabitada, pasando de ser el lugar con mayor densidad poblacional del mundo a no albergar ni un alma.

 

Tras casi 30 años deshabitada, Mitsubishi donó en 2002 la isla a Nagasaki que permite su visita al público en general desde 2005. Con todo, el mal estado de muchas de las edificaciones impide que se pueda realizar una visita a la totalidad de la isla por lo que los visitantes solo podrán llegar a imaginar en sus mentes cómo vivieron los habitantes de Hashima durante casi 100 años. Casi un siglo en el que una isla de piedra y con aspecto de fortaleza impenetrable se convirtió en el hogar de miles de personas.  

 

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicaci贸n responsable. No publicamos comentarios de usuarios an贸nimos ni aquellos que contengan t茅rminos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.


EDITORIAL

En aviaci贸n se nivela para abajo y en el turismo, hay que dejar de fantasear y volver a la realidad

En aviaci贸n se nivela para abajo y en el turismo, hay que dejar de fantasear y volver a la realidad

Nuestro director terminó de aplanar la ruta interbalnearia durante buena parte de la semana. Comenzó a medir los contenidos grabados...

Leer m谩s

 

ESPECIALES

Despido masivo en Latam Uy: nuestra opini贸n y entrevista a Raquel Sena
Despido masivo en Latam Uy: nuestra opinión y entrevista a Raquel Sena Nuestro director Sergio Antonio Herrera expresa su opinión acerca de la coyuntura actual de la aviación comercial en Uruguay y…
Leer m谩s...

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

Despidos en Latam Uruguay: la regi贸n movilizada. Llegaron sindicalistas desde Argentina
Despidos en Latam Uruguay: la región movilizada. Llegaron sindicalistas desde Argentina Llegó a Montevideo en el mediodía del jueves 14, una delegación procedente de Argentina encabezada por el Secretario General de…
Leer m谩s...

 

 

COLUMNISTAS:

Antes del Delirio
Antes del Delirio Estoy en Buenos Aires, auspiciado por Tarjeta Celeste; Colonia Express y Creditravel, cubriendo para el PDA el Foro de Líderes de ALTA y antes de que terminara el coctel de bienvenida en el Hilton de Puerto Madero, me vine a…
Leer m谩s...