Jueves, 22 Febrero 2018 08:58

Una de las sucursales del Paraíso. Parte II

El barcito en el medio del agua. En una piscina natural durante la excursión Vuelta a la sila, los tragos asegurados y casi...obligados El barcito en el medio del agua. En una piscina natural durante la excursión Vuelta a la sila, los tragos asegurados y casi...obligados

Definitivamente, Morro de San Pablo en la Isla de Tinharé, es una de las sucursales del Paraíso como lo dijimos en la primera parte de estas crónicas sobre un destino en el estado de Bahía que a pasos agigantados va dejando de ser un secreto bien guardado. La certificación de que es un lugar que vale la pena, la da la cantidad de argentinos que ya están instalados. Nuestros vecinos tienen el ojo clínico del marketing turístico y son quienes han desarrollado casi todos los lugares exitosos de la región, empezando por las playas montevideanas, Punta del Este, todo lo conocido en Brasil y hasta buena parte de los lugares top de la Florida y el Caribe. Se ven con sus emprendimientos de gastronomía, servicios o artesanales y obviamente, se destacan también en el número de turistas de esa nacionalidad que actualmente vemos por todos lados. Obviamente que es imposible diferenciar la cantidad de turistas brasileños que hay pero, además de muchos europeos y norteamericanos, haciéndolo honor al tradicional mes de vacaciones trasandino, hay chilenos en porcentaje interesante también. En Río de Janeiro, increíblemente en el Sambódrmo nos ubicamos detrás de una parejita de jóvenes compatriotas apenas llegamos; en Salvador, compartimos un día entero de excursiones (city tour y nocturna) con un inglés, profesor de su idioma y una colombiana, maestra jardinera, que viven y trabajan en Montevideo. Cuando realizamos la excursión a Isla dos Frades e Itaparica, supimos que había una pareja de uruguayos (debían de estar de trampa o escapados, porque se hicieron los distraídos) y ayer, en la maravillosa excursión marítimo-fluvial "Volta a ilha" por el contrario, fue un matrimonio el que se acercó y se presentó en Cairú diciéndonos: "Está bien fría la cervecita como nos gusta a los uruguayos", saludando cómodamente sentados a la puerta de un barcito y con quienes compartimos parte del tour. Siempre, en cualquier parte del mundo, algún uruguayo aparece.

 

 


por Sergio Antonio Herrera, desde Morro de San Pablo, Bahía, Brasil - @DelPDA

 


Hacía muchos años que no venía a Brasil pero puedo decir sin temor a equivocarme que mantienen sus rasgos más típicos.

El brasileño a la hora de dar servicios tiene una practicidad y una inteligencia envidiables, ya sea en tierra, a bordo o "na beira do mar" donde sin dudas, es donde son maestros inigualables.

Pero de modo increíble mantienen algunos vicios de servicio que son realmente inexplicables y voy a dar un par de ejemplos bien notorios.
Cuando fuimos a Itaparica, nos ofrecieron un opcional para conocer en bus la isla, ya que el tour comprendía solo la estancia un rato en la playa, para almorzar. Como estamos afectados de un dolor en un talón que nos impide caminar con soltura, preguntamos como se hacía la excursión "en bus" fue la respuesta. Salimos del restaurante Manguezal cuyo nombre -de haber prestado atención- nos hubiese aclarado todo y fuimos dirigidos al lado trasero donde veíamos agua -y no muy clara- y en definitiva resultó ser un curso que debíamos sortear para llegar al otro lado en donde estaba el bus...Para lograrlo, nos subieron a un bote desvencijado que no funcionaba obviamente a motor, pero tampoco a remo, sino...a tracción a sangre. Dos morenitos con el agua por la cintura eran los que empujaban...

La posada en la que nos alojamos en Morro de San Pablo, la elegimos luego de ver la página web en la que está muy bien presentada como establecimiento de reciente inauguración, lo cual es verdad. Si bien está lejos de la playa, está bien ubicada, en el centro. Todo funciona bastante bien, los espacios generales están muy limpios, igualmente la habitación. El desayuno no es el típico brasileño "con todo" pero no está mal. Dentro de todo este ámbito correcto, aún no podemos descubrir la causa por la que han decidio no limpiar ni la escalera de mármol de la entrada ni la que conduce al subsuelo, donde está nuestra habitación. Además de la propia mugre acumulada y las manchas, lo que impresiona es el choque brutal que produce con los brillantes porcelanatos que conforman el resto de los pisos de todo el establecimiento, que lucen -como deben- en todo su esplendor. Es un misterio que no hemos logrado develar, lo preguntamos y recibimos la clásica respuesta de estas tierras que significa un olímpico lavado de manos: "infelizmenchi nao sei".

 

La puesta del sol, las playas y la Volta a la Ilha

La puesta del sol en la TOCA DO MORCEGO, o sea, la madriguera de los murciélagos, quienes se hacen oír y ver. Es una cita obligada en Morro de San Pablo aunque un poco cara. La entrada 15 reales y la caipiroska (no obligatoria) el doble que en todos lados, 30 reales.

A mi esposa le gustó tanto Morro de San Pablo que, viéndome a tono luego de tanto sol, está pensando comprarme una carretilla para que nos vengamos a vivir cuando se jubile...

Lo clásico en todo el Morro. Esto es en la segunda playa

 

Minha Louca Paixao, una posada en la segunda playa por la que cobran 680 reales diarios, unos 215 dólares.

 

Pousada La Torre. Esta es más barata, 490 reales, en dólares 155.

 

Excursión vuelta a la isla

 

Sale desde la tercera playa después de las 10 de la mañana en lanchas a motor y regresan al puerto de Morro sobre las 17. El precio es de 130 reales, unos 41 dólares. El transcurso se da en un 40% por el mar y un 60% por el Río del Infierno.

La primera parada la sorteamos, era en una piscina natural en medio del agua adonde ya habían llegado otros grupos. Junior nuestro conductor aconsejó seguir hasta Moreré, "Ahí seremos los primeros y es mejor". Y era, miren.

El disfrute total, con los peces de colores alrededor

Una parada en Cairú, donde está el municipio que regula la isla y según dijero, la segunda ciudad más antigua de Brasil.

La última parada antes de regresar, Canasvieiras, para saborear ostras recién extraídas...

 

Nos vamos en un ratito de esta sucursal del Paraíso. El próximo destino es Praia do Forte, les seguiré contando.


Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.


Código de seguridad
Refescar


EDITORIAL

López Mena: la Armada Nacional del Uruguay debería aclarar situación de su velero

López Mena: la Armada Nacional del Uruguay debería aclarar situación de su velero

El lunes 9 de julio publicamos Velero de López Mena atracado junto a destructor de la Armada en el puerto de...

Leer más

 

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

Robots "cucaracha", el nuevo concepto de Rolls Royce para reparar motores de aviones
Robots "cucaracha", el nuevo concepto de Rolls Royce para reparar motores de aviones El gigante de los motores, la británica Rolls Royce, está en pleno desarrollo de una serie de pequeños robots inteligentes…
Leer más...

 

 

COLUMNISTAS: