Domingo, 21 Enero 2018 10:15

Gracias a Christian Stuani vi un partido de "LaLiga" en el Wanda Metropolitano de Madrid

Cuando supe que estaría en estas fechas por la capital española, busqué en el calendario de LaLiga que partidos habría este fin de semana. Cuando vi que el "Aleti" recibía al Girona de Christian Stuani, recordé que unos amigos de Sergio mi hijo, que son de El Tala, son del círculo íntimo del jugador celeste y "tiré": "¿Se podrá conseguir una entradita?". De inmediato, Federico Barboza uno de los integrantes de la barra se puso en campaña y la gestión tuvo un final más que positivo. "Tenés que ir a Protocolo y retirar un sobre a tu nombre de parte de Stuani". En setiembre pasado, había tenido una experiencia muy linda yendo con mi sobrina Ana Laura que estaba también de paseo por Barcelona y juntos, fuimos a ver al equipo Culé contra el Betis al Nou Camp. Pagamos unos 75 euros cada uno y nos sentamos junto a San Pedro, en el cielo de Cataluña y anoten, ese día no jugó Suárez, estaba lesionado. Esta vez, disfrutamos de ir a la Grada Baja en el Metropolitano y tener la cancha "ahí", sin pagar los 120 euros que vale. Lamentablemente como es sabido, Stuani en la fecha anterior tuvo un golpe serio que incluso lo llevó al sanatorio y si bien afortunadamente está recuperado, no pudo jugar en este partido. No vi al Pistolero en setiembre, tampoco al del Tala ahora. Cuando dieron las alineaciones, tampoco estaba Godín!!, por sanción. Pero al menos pude ver a Josema que en un momento del partido le metió "el gaucho" a un rival y de inmediato la "barra de la Amsterdam" del Wanda coreó: ¡u-ru-guayo!. Vamos, les cuento.

 


por Sergio Antonio Herrera, desde Madrid, España

 

Caminé desde el hostal de la calle Hortalezas unos 200 metros hasta la estación de Metro Gran Vía y desde allí con la línea 5 llegué a Pueblo Nuevo para combinar con la 7 hasta la estación Estadio Metropolitano. Salí 14.45 y bajé en el estadio 30 minutos más tarde, una hora antes del inicio del juego.

Desde la salida del Metro hasta las taquillas de Protocolo adonde fui a buscar la entrada debo haber caminado menos de 300 metros.

Hice una cola de unos 10 minutos, me dieron el sobre y entré por la puerta 13...Fila 4 asiento 18 en lo que vendría a ser Platea América (a nivel, como para ver impecable) contra la Colombes, en medio de unos cuantos familiares y allegados del Girona obviamente, como yo...ejemmm

Cuando me senté en mi butaca con una Coca Light, un bocadillo de chorizo y unas papas fritas (menos de 10 euros), las tribunas estaban semivacías. Junto a mi estaba sentado un joven negro, seguramente pariente de algunos de los morenos del Girona, que sufrió mucho el partido y adelante, junto a un matrimonio mayor (seguro sus padres), la típica esposa de un jugador de elite, por su vestimenta, saludando a los demás del sector, tomando fotos con el smartphone. No dije botinera, que conste.

Del partido solo voy a decir que Correita, el argentino es un permanente "casi"; que Diego Costa aún no se enteró que volvió al Aleti; que Ferreira Carrasco no se la presta a nadie y lo insultan bastante y que el "manya y yorugua" francés, Antoine (¿qué otro nombre podía tener?) Griezmann, es Dios. Cuando hizo el gol se vino abajo el estadio y miren como lo festejan.

Cuando por los altoparlantes dieron las alineaciones, al nombrar entre los suplentes al "Niño" Torres y de inmediato al Cholo Simeone, se escucharon junto a la del rubio francés, las mayores ovaciones.

Faltando cuatro o cinco minutos para terminar el primer tiempo, o sea, cerca de las cinco de la tarde y solo con el bocadillo y con el frío que hacía, fui por dos perritos calientes y miren adonde me mandaron a ponerles mostaza.

Nunca me había pasado, enfilé hacia el baño y ví cola...pero no eran como siempre las mujeres, no, era la fila de hombres y ellas, como se ve en la foto hacia la izquierda, poquitas esperando y no fue porque no había muchas mujeres en el estadio. No sé, caso de estudio para sociólogos.

En el segundo tiempo, sobretodo después del empate de Portu para el Girona, y sobremanera, luego de que el Cholo sacó a Costa y a Griezmann -como en todas partes- empezaron las quejas con el técnico y hasta llegué a escuchar: "Esta bién, nos volvió a hacer grandes, nos devolvió la identidad, pero no podemos ser lo que somos, creo que ya está con Simeone".

Para esta etapa, como en Uruguay, me fui a ver el ataque del Aleti, esta vez contra lo que sería la Amsterdam, a una distancia como si estuviera en la Tribuna América y más cerca de los fanáticos que en determinado momento (me sorprendí tanto que olvidé filmarlo), enarbolaron banderas españolas y cantaron la famosa "Que vivaaa Eeeespaña". No olvidemos que el Girona es catalán. Fue tan malo el segundo tiempo que al frío del clima se sumó el del juego y entonces, por dos euros, lo solucioné con un chocolate caliente.

En ell final del partido, todos salieron como de misa, en orden, sin ruido hacia la estación del metro la mayoría y los demás a sus coches. Capítulo aparte la organización dentro de la estación con guardias ordenando a la muchedumbre. Fue tan eficaz el operativo que cinco minutos más tarde de la pitada final yo estaba dentro de un vagón, y dos o tres minutos más tarde, partía, para llegar siete menos diez nuevamente a la estación Gran Vía, en esta avenida y Fuencarral, cuando el partido había terminado 18.15...

Primer mundo que le dicen y...es.

Muy linda experiencia por la que tengo que agradecerle a Federico y a Sergio y especialmente a Christian Stuani de quien siempre he dicho y ustedes recordarán (ejemmm, ¿no?), que tiene que ser titular en la selección de Uruguay.

Por esta linda jornada que les relaté, fue que pegué el faltazo a FITUR este sábado. Dentro de un rato voy a la jornada final en la que habrá una murga de residentes uruguayos en Madrid, en el stand de Uruguay. Y esta noche, si Dios quiere, siempre con la cobertura de Tarjeta Celeste, como en todos mis viajes, abordaré el Airbus de Air Europa para llegara a Carrasco mañana lunes a las 8.55.

Nos vemos.

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.


Código de seguridad
Refescar


EDITORIAL

¿Realmente estamos conformes con la conectividad aérea en Uruguay?

¿Realmente estamos conformes con la conectividad aérea en Uruguay?

Si hay una actividad acerca de la cual se conoce poco -o MUY poco- en Uruguay, esa es la del...

Leer más

 

ESPECIALES

Uruguay: Francisco Rodríguez Cabo es el nuevo presidente de AHRU
Uruguay: Francisco Rodríguez Cabo es el nuevo presidente de AHRU Este jueves 24 de mayo se realizó la elección de autoridades del Consejo Directivo de AHRU, la Asociación de Hoteles…
Leer más...

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

“La turismofobia expresa la lucha por el espacio en el centro de las ciudades”
“La turismofobia expresa la lucha por el espacio  en el centro de las ciudades” Este 24 de mayo ha comenzado en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga  (España) la III edición del Congreso…
Leer más...

 

 

COLUMNISTAS:

Buenos Aires como en sus mejores tiempos
Buenos Aires como en sus mejores tiempos Como todos los años -además de las veces que nos toca venir por trabajo-, en mayo es casi obligatorio para nosotros llegar a Buenos Aires en modo celebración de varias fechas queridas. Como solemos decir, venimos a "dar la vuelta…
Leer más...