Martes, 17 Enero 2017 22:58

La otra cara de los cruceros: desde la ordinariez hasta la explotación lisa y llana

Por diferentes motivos relacionados principalmente con la acumulación de tiempo sin conexión a Internet potable y el deseo de detallar con fidelidad manifiesta todo lo relacionado a las escalas de George Town en Islas Caimán y de Puerto Limón en Costa Rica, hemos decidido saltear hoy ese enfoque y dedicar esta crónica de viaje a la reflexión de esta seguidilla de cruceros vivida en un año. Hay dos aristas que son las que más nos interesa abordar: el tipo de viajero actual en los cruceros y el tratamiento al personal de a bordo y sus características.

 

por Sergio Antonio Herrera, de sus recientes viajes en crucero

 

 

 

El tipo de viajero

Son una minoría palpable aquellos pasajeros que combinan con decoro sus prendas de vestir y las adecuan a cada ocasión, así como quienes llenan de forma moderada sus platos en los buffets de a bordo, degustan el alcohol y no lo degluten exageradamente y respetan los códigos mínimos ante un artista actuando.

Pretender entrar a cenar al restaurante con camisa de vestir remangada, short de baño y romanitas (u ojotas; hawaianas; chanclas; etcétera) y "rebotar" ya en la puerta es cosa muy corriente.

En la Noche de Gala, la velada en la que el Capitán tiene la deferencia (y soberana paciencia) de acceder a fotografiarse con la casi totalidad del pasaje, acudir calzando championes (zapatillas; tenis; etcétera) y vistiendo -aunque muy caras y vistosas- camisetas del Barcelona o del Real Madrid, es casi una irreverencia y representa una gran falta de respeto a la formalidad.

La muy mala educación o el pobrísimo nivel que ostentan en este momento los ciudadanos de diferentes países -no solamente latinoamericanos- colaboran decisivmente en la conformación de un ámbito tristísimo en las áreas comunes.

Las excelentes producciones artísticas que se muestran a diario en el escenario del gran teatro de a bordo reiteradamente son interrumpidas por el continuo tránsito de personas que o bien ingresan tarde a la sala o se paran y se retiran en cualquier momento del show.

Estar cenando en un ambiente pretendidamente recoleto con personal muy eficiente, impecablemente vestido y con platos muy bien logrados tanto en sabor como en su presentación, podría significar uno de los momentos más logrados del viaje pero, las carcajadas estentóreas, los gritos, el ruido en general que producen determinados comensales hace que muchas veces la hora de la cena sea un momento olvidable.

Creemos que de la misma forma que se pone celo en impedir el ingreso por vestimenta inadecuada (lo cual compartimos) se debería cuidar el respeto a las normas de la buena vecindad y no dejar que los transgresores arruinen el espacio de las personas correctas.

No sería para nada mala idea que entre la parafernalia de promoción de los cruceros como "el" viaje en los diferentes medios de comunicación, que las compañías operadoras demuestren un poco de sentido común, extremen el ingenio y den forma a alguna manera de aleccionar a los futuros pasajeros para que los cruceros recobren el brillo, el glamour que alguna vez tuvieron.

El puro negocio arrasa con los derechos

Todo a bordo está montado -al igual que en tierra firme- para la promoción constante del consumo.

A pesar del todo incluído se insiste (y se coloca) en la venta de paquetes especiales de bebidas. Por ejemplo en este último crucero teníamos incluidas las bebidas a un extremo tal que por ejemplo, el vino en las comidas era embotellado y de marcas reconocidas; casi todos los cocteles estilo Mojito; Margarita; Bloody Mary; Caipirinha, etcétera se podían pedir sin cargo en todos los sectores al igual que cerveza; jerez (Fino Laína por supuesto) y el escocés (que nunca falte!!) sin cargo ofrecía marcas como Ballantines y Grant´s. Pues bien, estaban los paquetes para acceder al etiqueta negra y sus pares.

La repetición de bingos en todos lados llega a hartar, sobremanera la ridiculez en la forma de comunicar del equipo de animación con los reiterados ¡My good!! por cualquier cosa y las insistentes referencias a determinados números en las cuales es fácil se deslicen insinuaciones fuera de lugar o exageradas exaltaciones a cualquier pavada del momento. Es de tal nivel este asunto que da para pensar que los animadores están convencidos que todos los pasajeros son algo tontos.

Pero lo más negativo que nos ha dejado esta última experiencia fue lo que dedujimos luego de charlar con un muy atento y profesional camarero que nos atendió en la cena durante todo el crucero.

Trabajan seis meses seguidos, SIN DÍAS DE DESCANSO durmiendo por la noche a veces cuatro horas y teniendo alguna horita libre luego del desayuno. Cuando bajan de vacaciones seguramente para ir a sus respectivos países por uno o dos meses, NO PERCIBEN SUELDO NI POR SUPUESTO SALARIO VACACIONAL, "son contratos a término cada vez".
No quisimos hurgar en la cuantía del salario pero por lo visto no son nada destacables y las propinas (alrededor de 90 dólares) que se pagan obligatoriamente por parte de cada pasajero, no tienen ninguna reperscusión directa en los bolsillos de los trabajadores.

Y de esto nadie habla

Cuando la OMT, Organización Mundial del Turismo y todos los propulsores a nivel planetario de la industria turística como si fuera la panacea vomitan cifras megamillonarias que pretenden mostrar un mundo maravilloso, seguramente no les conviene reconocer que en este falso Edén hay condiciones laborales rayanas con la esclavitud.

En fin, para la próxima crónica voleveremos a analizar los destinos visitados con nuestra habitual mirada alejada del panfleto clásico.

Portal de América

Comentarios  

#1 Klaus Gjukastein 20-02-2017 17:31
Bravo! Lo he compartido aqui: https://www.facebook.com/Ending-Sweat-Ship-Exploitation-in-the-Cruise-Industry-116098248406848/
Klaus Gjukastein
Citar

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.


EDITORIAL

México en turismo nos deja con la boca abierta. ¿En Uruguay, algunos no deberían cerrarla?

México en turismo nos deja con la boca abierta. ¿En Uruguay, algunos no deberían cerrarla?

 Quizás muchos piensen que los diálogos (ahora casi siempre virtuales), de un editor de un medio especializado en turismo con...

Leer más

ESPECIALES

Amaszonas Uruguay transporta a Miguel Pato para el Almuerzo del PDA del próximo 31
Amaszonas Uruguay transporta a Miguel Pato para el Almuerzo del PDA del próximo 31 Muy pocos (quizás sólo quienes lo intentan), conocen lo difícil que es organizar un evento del tipo de los Almuerzos…
Leer más...

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

El turismo en el desarrollo de Maldonado, Colonia y Canelones
El turismo en el desarrollo de Maldonado, Colonia y Canelones Este miércoles los Intendentes de Maldonado, Ing. Agr. Enrique Antía, de Canelones, Yamandú Orsi, y de Colonia, Carlos Moreira,  disertaron…
Leer más...

 

 

EDITORIALES ANTERIORES

COLUMNISTAS:

Seleccionamos los 11 titulares del turismo y la aviación para esta semana

Seleccionamos los 11 titulares del turismo y la aviación para esta semana

Y encontramos "de todo como en botica". Gastronomía en Baires; Moscú ¿amistosa y confortable?; Un circo...