Viernes, 06 Julio 2018 11:11

Barbados: tres impuestos al turista, aplicados por sorpresa

Al sureste de Guadalupe y Martinica, un poco al norte de Venezuela, hay una isla llamada Barbados, que es un paraíso turístico, como sucede prácticamente con todas las islas del Caribe. Es de cultura angloparlante y tiene una población que no llega a las 300.000 personas. Es formalmente un país independiente, pero como Canadá o Australia, su reina es Isabel II, que vive en el palacio de Buckingham, en Londres.

 

 

 

 

 

¿Por qué es noticia esta pequeña potencia turística? Porque se acaba de introducir el impuesto turístico para quienes visiten la isla. En realidad, hay algo más chocante que esto, la noticia está en que insólitamente, el impuesto se anunció el lunes pasado, para su puesta en marcha este lunes de julio. Y el impuesto será de entre dos y diez euros por noche y por habitación. Esto significa que una familia que estuviera de vacaciones dos semanas ocupando dos habitaciones habría de pagar 250 euros adicionales.

 

Si esto no fuera suficiente, Barbados introducirá en breve otro impuesto, este para establecimientos de lujo. Y un tercer impuesto, de unos 60 euros por persona, para quienes cojan un vuelo de regreso desde un aeropuerto local a cualquier lugar del mundo.

 

En realidad, Barbados acaba de dispararse un tiro en el pie, como dicen los ingleses, porque la competencia en el Caribe es muy acusada, incluso entre productos tan refinados como este. Desde Caicos a Antigua, de Jamaica a Bahamas, de Caimán a Barbuda, sin abandonar territorios de habla inglesa, la oferta turística es amplia y sin recargos.

 

Como si imaginan, el empresariado turístico local está desesperado. Amanda Matthews, directora de Designer Travel indicó a la prensa que “es una vergüenza lo que está ocurriendo. Podría llegar a entender esto si afectara a las nuevas reservas, pero castigar así a quien tenía previsto desde hace un año un viaje es lamentable”.

 

Uno de los mayores operadores hoteleros de estas islas de lengua inglesa es la cadena Sandals que, ante la tremenda repercusión que tiene esta medida, ha decidido comportarse con elegancia empresarial y asumir el impuesto, al considerar que es más importante no perder un cliente que sufrir en lo económico.

Barbados es muy popular entre los británicos. El año pasado, casi 200.000 viajaron a la isla (Mallorca, para comparar, recibe más de siete millones de ingleses anualmente). Barbados ha tenido algunos problemas de seguridad ciudadana, pero nada en términos de terrorismo.

 

Esta tasa inesperada sobre el turismo es la última noticia en una larga lista de territorios que incorporan este impuesto. Nueva Zelanda está estudiando otra tasa, aunque no tan inesperada, y Japón por su parte obligará durante las olimpiadas de 2020 a que quienes abandonen el país paguen lo que se llama una “tasa de despedida”, la cual desaparecerá después de este evento deportivo.

 

Portal de América - Fuente: preferente

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.


Código de seguridad
Refescar

EDITORIAL

Caso judicial sobre comentarios falsos en TripAdvisor

Caso judicial sobre comentarios falsos en TripAdvisor

Contando con el privilegio de estar entre los contactos de nuestro querido amigo chileno Eugenio Yunis, -el único miembro lationoamericano...

Leer m√°s

 

ESPECIALES

¬ŅSe est√° acabando el negocio a√©reo 'low-cost'?
¿Se está acabando el negocio aéreo 'low-cost'? La edad dorada de las aerolíneas de bajo coste está llegando a su fin. De hecho, los planes de crecimiento…
Leer m√°s...

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

"Desde ahora pueden considerar que las Cataratas de Iguaz√ļ son uruguayas"
"Desde ahora pueden considerar que las Cataratas de Iguazú son uruguayas" La afirmación es de Gustavo Santos, Secretario de Gobierno de Turismo de la República Argentina, durante el lanzamiento de la…
Leer m√°s...

 

 

COLUMNISTAS:

Chicago: no sólo viento y rascacielos
Chicago: no sólo viento y rascacielos La llegada no fue de las mejores. Falló el traslado; la recepcionista nos dio equivocado el número de la habitación en el misterioso hotel Congress. Cuando finalmente bajamos, pasadas las 22, salimos para cenar sin preguntar y tomsmos la Avenida…
Leer m√°s...

Crónicas anteriores