Miércoles, 27 Septiembre 2017 08:51

Día Mundial del Turismo 2017: hoy en el análisis de Damián Argul

Pocos sitios especializados en turismo pueden darse el lujo de publicar en 24 horas, dos artículos sobre un tema tan relevante con la firma de tan renombrados expertos como lo puede hacer hoy el Portal de América. Ayer, publicamos la mirada de Miguel Ángel Acerenza  y hoy, lo hacemos con el análisis de Damián Argul. Nos ponemos del lado de lectores y seguimos aprendiendo y disfrutando.

 

 

 

 


Apuntes para el Día del Turismo

 

por Damián Argul, desde Carrasco, Uruguay

 

Se celebra hoy miércoles 27 de setiembre,  el Día Mundial del Turismo 2017 con el lema: «El turismo sostenible como instrumento de desarrollo», de acuerdo a lo dispuesto por la Organización Mundial del Turismo. El evento  tiene nivel planetario y se festeja en lugares como Omán, Bakú, Bangladesh e inclusive en Venezuela -lo que parece impensable, si nos atenemos a las noticias que nos llegan- y por supuesto en todo nuestro Cono Sur. Es lógico que así sea, ya que se trata, como le dijo Frédéric Pierret, director de la OMT a Tourmag de Francia: "uno de los sectores más pujantes y con más futuro de la economía mundial”.

La definición de Turismo Sostenible según la Organización Mundial del Turismo (OMT) es: “El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades”.

En este aspecto la OMT hace suyos los objetivos que todos debemos perseguir por el turismo y por la humanidad que habita este planeta que muchos expertos advierten estar en peligro.
Quizás el momento no es el más propicio para hablar de sustentabilidad cuando la naturaleza está demostrando todo su poderío atacando pueblos indefensos de zonas eminentemente turísticas.
Está siendo también muy negativo el accionar del terrorismo atacando con toda intencionalidad, los puntos más altos del turismo internacional.
Pero estos eventos negativos no hacen más que demostrar la resiliencia de una actividad que se repone  rápidamente, como  se ha demostrado en más de una oportunidad.
En este año 2017 el tema de la celebración es la sustentabilidad para el desarrollo y está muy bien que así sea.
El Portal de América ya ha hecho su aporte publicando las reflexiones de nuestro Consejero Editorial, Profesor Miguel Acerenza académico internacionalmente reconocido.
En una oportunidad como ésta, nuestra contribución no pretende alcanzar la rigurosidad de los mencionados estudios, pero si hacer hincapié en algunos temas puntuales que nos preocupan.
Cuando se habla de sustentabilidad, sostenibilidad o "durabilidad", término francés que nos seduce, pensamos que lo primero es hacer más durables las altas temporadas, en algunos casos demasiado cortas como para asegurar un turismo verdaderamente sustentable. Algunos destinos han logrado superar o atenuar este flagelo y vale la pena intentarlo creando una oferta que logre una demanda sostenible.
Quienes trabajamos en Turismo no podemos ignorar como una información no adecuada, alienta numerosos emprendimientos que a la postre tienen muy pocas o nulas ´posibilidades de subsistencia. Lo vemos en vísperas de cada alta temporada y en oportunidad de grandes acontecimientos deportivos. Otros ejemplos son la cantidad  de Parques de atracciones fracasados de Florida (EEUU) o  en menor medida los Centros de Convenciones que corrieron igual suerte. Esto se debe en primer lugar a errores empresariales muchos de ellos cometidos por emprendedores con escaso conocimiento del sector.
Contribuyen también a esto las grandes cifras de llegadas de turistas proclamadas, en primer lugar, por la propia OMT, verdaderos “cantos de sirenas” que se publican generando falsas expectativas, agravado –como más de una vez se expresó en este medio- por la falta de una prensa que analice en profundidad estas cifras.
Es fácil advertir que en este tema subyace con lógica, la preocupación por el cambio climático, ya que una actividad que implica desplazamientos como el Turismo, genera necesariamente grandes emisiones de monóxido de carbono.
No nos sentimos capacitados para opinar al respecto. Nos parece que aquí hay gran responsabilidad de los Estados y que en muchos casos los privados no pueden  asumir los costos que requiere una mejor performance, siendo el turismo demasiado sensible a los precios. Acá nuevamente señalamos que los destinos más visitados del mundo no son los más económicos del mundo pero si los que más atractivos ofrecen. Es bueno tenerlo en cuenta.

Portal de América
   
 

Comentarios  

#1 diego torre 27-09-2017 15:42
Hola Damian
Quería aprovechar para felicitarte por el articulo, siempre es un gusto poder leer la opinión de un referente del Turismo como tú


un fuerte abrazo
Citar

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.


Código de seguridad
Refescar

EDITORIAL

Caso judicial sobre comentarios falsos en TripAdvisor

Caso judicial sobre comentarios falsos en TripAdvisor

Contando con el privilegio de estar entre los contactos de nuestro querido amigo chileno Eugenio Yunis, -el único miembro lationoamericano...

Leer más

 

ESPECIALES

¿Se está acabando el negocio aéreo 'low-cost'?
¿Se está acabando el negocio aéreo 'low-cost'? La edad dorada de las aerolíneas de bajo coste está llegando a su fin. De hecho, los planes de crecimiento…
Leer más...

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

"Desde ahora pueden considerar que las Cataratas de Iguazú son uruguayas"
"Desde ahora pueden considerar que las Cataratas de Iguazú son uruguayas" La afirmación es de Gustavo Santos, Secretario de Gobierno de Turismo de la República Argentina, durante el lanzamiento de la…
Leer más...

 

 

COLUMNISTAS:

Chicago: no sólo viento y rascacielos
Chicago: no sólo viento y rascacielos La llegada no fue de las mejores. Falló el traslado; la recepcionista nos dio equivocado el número de la habitación en el misterioso hotel Congress. Cuando finalmente bajamos, pasadas las 22, salimos para cenar sin preguntar y tomsmos la Avenida…
Leer más...

Crónicas anteriores