Jueves, 04 Mayo 2017 22:57

Alitalia sí, Pluna no, las aerolíneas DE bandera y los políticos analfabetos del aire

No es aconsejable, no resulta saludable, leer las noticias aeronáuticas y al mismo tiempo los comentarios en las redes sociales. Tampoco hace bien al intelecto tratar de informarse respecto a la aviación en algunos medios, hasta en algunos supuestamente especializados, so pena de desinformarse y por ejemplo entender que las actuales aerolíneas CON bandera de un país, son DE bandera. Desde el punto de vista económico-financiero hace ya mucho tiempo que el mundo entero (salvo algunos sindicatos fuertes que aún sobreviven y algunos políticos populistas especialmente de la región) ha caído en la cuenta que las aerolíneas DE bandera son cosa del pasado por la sencilla razón que la ignorancia y la corrupción estatal las hacen inviables. Los teóricos liberales de las finanzas, seguirán argumentando que es el mercado el que debe delinear el mapa de la conectividad, mientras que los sindicalizados pilotos, TCPs y funcionarios de tierra, seguirán clamando por seguir trabajando en una aerolínea y cobrando buenos salarios, le duela a quien le duela y usando cualquier tipo de argumento, el que se le ocurra amigo lector. Aquellos países que por diferentes motivos entiendan que necesitan una empresa aérea de referencia, deberán convencerse que deben apuntar a la eficiencia y nunca más a la rentabilidad. Aunque cueste entenderlo y suene paradójico (con el permiso de la ministra Muñoz*), en algunos lugares (como en Uruguay)si se llega a la conclusión que es imprescindible sostener una aerolínea que asegure conectividad y adecue las tarifas del mercado, habrá que tratar de hacerla funcionar en el derecho privado con el contralor férreo de algún organismo creíble del Estado en aras de que sea eficiente, que tenga el mayor beneficio posible o al menos, el menor déficit posible.

 

 

 

 

El gobierno italiano luego de proponerle a los sindicatos que apoyaría con 900 millones de euros a cambio del despido de dos mil funcionarios y la rebaja salarial del 30% a los pilotos recibió un no rotundo del sindicato de Alitalia. Volvió a la carga con la propuesta de mil despidos y la reducción salarial del 8%, la que sometida al pronunciamiento generó una concurrencia a votar del 87% y registró una más resonante negativa en el orden del 80%. Luego de esos dos reveses, todos especulaban con el inminente cierre de la compañía, sin embargo el Gobierno italiano ha nombrado este martes tres administradores que deberán elaborar un plan que salve de la quiebra a Alitalia y ha concedido a la compañía un préstamo de 600 millones de euros para asegurar su operatividad en los próximos seis meses y seguramente ya se habrán puesto todos a rezar para que Lufthansa se haga cargo del paquete accionario.

Mientras que en España, en el catalán La Vanguardia se lee que "...a causa de los incesantes y fabulosos subsidios, muchos denuncian que el tren AVE es uno de los ejemplos más elocuentes de despilfarro de recursos públicos, algo propio de “nuevos ricos” que, además, ha sido sembrado de semillas de corrupción, en línea con el mensaje de los gobiernos que se han sucedido desde 1992, ya sean socialistas o populares, unos consideran que el AVE ha contribuido a la modernización y a la vertebración territorial del país, ha dotado al ferrocarril de unos niveles de calidad antes desconocidos –los usuarios lo puntúan con un notable alto– y ha impulsado una industria española, la ferroviaria, que ha logrado importantes contratos en el extranjero. Renfe estima que los servicios de alta velocidad han ahorrado a la sociedad 4.286 millones en impactos relacionados con el cambio climático, la contaminación y los accidentes. El ministro De la Serna ha destacado esta semana que “los datos son extraordinarios, en las ciudades donde se implanta el AVE, por cada euro invertido hay un retorno del doble también en términos de PIB, de creación de empleo y de crecimiento económico, de volumen de negocio”.

Si bien el caso italiano resulta el ´tipico salto al vacío" político de arreglar con dinero lo que no se supo o no se sabe hacer funcionar con gestión y ceder ante las demandas sindicales para no caer en escándalos aún mayores si se llegasen a abrir todos los cajones de los escritorios burocráticos, no hay que dejar de mencionar que en los últimos veinte años fueron varios los emprendimientos privados en la aviación comercial italiana que fracasaron. El caso español habla de una firme política de Estado que ha trascendido izquierdas y derechas durante un cuarto de siglo, convencidos de la valía del tren de alta velocidad.

Tómese en cuenta que estamos hablando de Italia y de España, dos de los países europeos con mayores atractivos turísticos y culturales. Dos territorios "a mano" del resto del viejo continente y verdaderas puertas de entrada del tráfico de pasajeros y de carga de ultramar.

Pues bien, a pesar de todos los pesares, tanto Italia como España gastan ¿o invierten?, en Alitalia y en el AVE, cifras irreales, si las comparásemos con los 20 millones de dólares que podría haber llegado a perder Pluna en el 2012 si Lorenzo, Pintado y Mujica no hubiesen cometido la gran herejía del 5 de julio de 2012.

 

El agua y el aceite

Los políticos a escala internacional se han encargado de dar el mensaje que son analfabetos del aire. Los políticos y la aviación comercial, son el agua y el aceite.

Las aerolíneas DE bandera ya fueron. Existen empresas aéreas en todo el mundo y las mismas deben tener un registro en algún país; todos los países tienen bandera por eso los aviones responden a una, aunque no todos los países deban generarse su propia conectividad ni crear fieles de la balanza de los precios del mercado aéreo.

 

Olvidemos entonces las banderas.

Hablemos simplemente de aerolíneas comerciales (legacy, low cost, híbridas) o de aerolíneas de referencia y si a alguien no le queda claro, puede consultar haciendo CLICK AQUÍ.

 

* María Julia Muñoz, actual ministra de EDucación uruguaya recientemente interpelada en el Parlamento por el senador Mieres, del minoritario Partido Independiente por el fracaso del sistema educativo, declaró que le resultaba paradójico que un senador con el 3% de los votos se permita cuestionar al presidente y a la ministra de educación.


Portal de América

Comentarios  

#3 Jorge Calvette 11-05-2017 09:17
Cito a Antonio:
Este comentario refiere seguramente a una parte del copete de este artículo en el que escribimos: "Aquellos países que por diferentes motivos entiendan que necesitan una empresa aérea de referencia, deberán convencerse que deben apuntar a la eficiencia y nunca más a la rentabilidad. Aunque cueste entenderlo y suene paradójico (con el permiso de la ministra Muñoz*), en algunos lugares (como en Uruguay)si se llega a la conclusión que es imprescindible sostener una aerolínea que asegure conectividad y adecue las tarifas del mercado, habrá que tratar de hacerla funcionar en el derecho privado con el contralor férreo de algún organismo creíble del Estado en aras de que sea eficiente, que tenga el mayor beneficio posible o al menos, el menor déficit posible."
Como queda expresado muy claramente, nos referimos en todo momento a esa eventual aerolínea que debería "funcionar en el derecho privado (la empresa) con el contralor férreo de algún organismo creíble del Estado (la empresa) en aras de que sea eficiente (la empresa), que tenga el mayor beneficio posible (la empresa) o al menos, el menor déficit posible (la empresa)."
En ningún momento sugerimos y mucho menos escribimos "Estado eficiente" (lo cual sería espectacular pero en estas latitudes directamente utópico).
Por lo tanto, este editorialista le recomienda que lea con mayor detención antes de meterse a criticar sin ninguna razón.
De paso le comento a mi vez que aunque pocos, aún existimos periodistas independientes a los que no nos tiembla el pulso si debemos criticar gestiones sean del color partidario que sean.
Atte.
Sergio Antonio Herrera

Señor Herrera, admito mi error al hacer mencion equivocadamente a su comentario de la manera que UD. puntualiza. Perfecto, hecho esto, le quiero comentar que hace largo tiempo que leo sus editoriales acerca de temas relacionados con la aviacion en nuestro país, tema que me gusta mucho, y algunas veces coincido con Ud. (admito que las menos) y en otras discrepo. Tambien he podido ver que sus editoriales no siempre son relativos a la aviacion comercial sino que muchas veces tienen que ver con el turismo en general y esos, tambien admito, no me interesan tanto por lo cual los he leído menos o con menor atencion. Prometo leer los subsiguientes con mayor atención para no incurrir en en errores de apreciación como en este caso, aunque creo firmemente y quiza Ud. me pueda convencer que el espiritu de lo por mi expresado estaba implicito en su editorial, o sea, eficiencia empresarial para mejorar gestiones tanto publicas como privadas. Es un concepto que rechazo de plano, eficiencia no es sinonimo de "privado" lo mismo que corrupción no es sinonimo de estatal. La eficiencia y la transparencia, o la corrupcion y el descalabro administrativo financiero van de la mano con los defectos y virtudes humanas, no son patrimonio de nadie y están presentes en todos lados. En todos.
De todas maneras, el tema que me interesa realmente es el del transporte en nuestro país en general, en especial el aereo y el transporte por tren que los uruguayos sin duda deberiamos abordar como algo escencial de cara al futuro.-
Atte.
Jorge
Citar
#2 Antonio 07-05-2017 22:23
Este comentario refiere seguramente a una parte del copete de este artículo en el que escribimos: "Aquellos países que por diferentes motivos entiendan que necesitan una empresa aérea de referencia, deberán convencerse que deben apuntar a la eficiencia y nunca más a la rentabilidad. Aunque cueste entenderlo y suene paradójico (con el permiso de la ministra Muñoz*), en algunos lugares (como en Uruguay)si se llega a la conclusión que es imprescindible sostener una aerolínea que asegure conectividad y adecue las tarifas del mercado, habrá que tratar de hacerla funcionar en el derecho privado con el contralor férreo de algún organismo creíble del Estado en aras de que sea eficiente, que tenga el mayor beneficio posible o al menos, el menor déficit posible."
Como queda expresado muy claramente, nos referimos en todo momento a esa eventual aerolínea que debería "funcionar en el derecho privado (la empresa) con el contralor férreo de algún organismo creíble del Estado (la empresa) en aras de que sea eficiente (la empresa), que tenga el mayor beneficio posible (la empresa) o al menos, el menor déficit posible (la empresa)."
En ningún momento sugerimos y mucho menos escribimos "Estado eficiente" (lo cual sería espectacular pero en estas latitudes directamente utópico).
Por lo tanto, este editorialista le recomienda que lea con mayor detención antes de meterse a criticar sin ninguna razón.
De paso le comento a mi vez que aunque pocos, aún existimos periodistas independientes a los que no nos tiembla el pulso si debemos criticar gestiones sean del color partidario que sean.
Atte.
Sergio Antonio Herrera
Citar
#1 Jorge Calvette 06-05-2017 10:50
Estimado Señor Editorialista, quiero referirme a solo dos palabras de su artículo editorial. Ud. menciona "estado eficiente"...bueno, para empezar, estas dos palabras ya dejan traslucir una posición política suya, que no va en detrimento suyo, porque todos tenemos una posición política, hasta aquellos que dicen ser "apolíticos" asumen en algún momento una posición política. Pero claro, esa expresión, "estado eficiente" ha sido durante varios lustros el cantito común de los partidos blanco y colorado en este país. "Estado eficiente"....que es un estado eficiente? Ud. puede definirlo? Sin duda, para Ud. el "Estado eficiente" tiene un significado que seguramente y sin seguramente tiene mucho que ver con la "eficiencia" a la que aluden los Partidos Blanco y Colorado cuando hacen terribles discursos pretendiendo decirnos a los uruguayos como se debe manejar el Estado, en definitiva, como se debe liquidar el Estado para que el mismo ya no este mas al servicio de los ciudadanos uruguayos y si al servicio de unos pocos privilegiados, léase claramente empresarios, que son los, según los sesudos políticos, "dueños de la eficiencia".- Yo le agregaría, los dueños del capital. Capital, esa palabrita que tanto desvela a los partidos tradicionales de nuestro país y que por supuesto, es común a cuanto partido de derecha y reaccionario existe en el planeta.
El capital, enemigo declarado de los intereses populares y de los trabajadores, desvela sin solución de continuidad a los politiquillos de derecha de este país y por eso es que siempre están pretendiendo un "estado eficiente". El "estado eficiente" al que UD. alude y que promueven estos aspirantes a gobernantes de derecha es siempre el mismo: cero inversión en infraestructura, cero inversión en salud, trabajo y educación, nada de consejos de salarios (recordar que el gobierno del Dr. Lacalle lo primero que hizo fue sacar los Consejos de Salarios, privatizar la Seguridad Social, etc.), privatizar todo para favorecer a sus amigos empresarios y a ellos mismos como ya lo han hecho (averigüe a quien pertenecía la empresa que tuvo la concesión de la Ruta Interbalnearia por 30 años y quien fue que le dio la concesión o quien era el dueño de la empresa Núñez cuando el gobierno del Dr. Sanguinetti decidió liquidar el ferrocarril).- Bueno, hablar del Dr. Sanguinetti, ideólogo de lo más retrogrado del Partido Colorado y su vínculo con los actos más oscuros cometidos por algún gobierno en los últimos 40 años sería redundante y quizá solo pueda hacerle un poco de sombra el Dr. Lacalle que tuvo el "privilegio" de que en solo 5 años medio gobierno suyo fuera a parar a la cárcel o huyera despavorido hacia Miami a gastar dineros mal habidos. Y lo increíble es que estos señores se atreven a hablar de corrupción y se golpean el pecho como si ellos no tuvieran nada que ver con la dilapidación de los dineros públicos durante 150 años.
Disculpe que me fui un poco por las ramas, aunque en este caso las ramas tienen muchísimo que ver.
Volviendo al tema del “estado eficiente” que era el tema central, le comento que yo entiendo por “estado eficiente” un estado que esté al servicio de sus ciudadanos, del pueblo, no de las empresas ni del capital.
Cuanto pierde o gasta el Estado anualmente en montones de cosas superfluas, léase viajes, sueldos innecesarios, lujos u otro tipo de gastos o prebendas? Muchísimo, y eso es común a todos los gobiernos, del signo que sean. Entonces, no sería mas importante mantener a AFE con un servicio de pasajeros a los puntos más lejanos del Uruguay (por lo menos) aunque el sistema diera perdida? O mantener una empresa aérea que atendiera por lo menos un servicio de pasajeros regular a Salto, y Rivera (por lo menos)? Aunque de perdida, eso es para mi eficiencia estatal, dar atención a los requerimientos de los pueblos, darle bienestar a sus ciudadnos, no manejar el estado como una empresa que debe dar ganancias para satisfacer a sus dueños. El Estado no es una gráfica, es una herramienta popular que debe estar la servicio del ciudadano.- En ese tenor, sería bueno que las necesidades de la población en materia de transporte fueran atendidas, aunque ello implique perdidas. Que viajen menos y se gaste menos en fiestas, banquetes o sueldos de legisladores y funcionarios, y con eso daría para tener ferrocarril de pasajeros y aviones volando con uruguayos dentro. Como en todo el mundo, aún en los países más pequeños como Uruguay y aun más pobres.
Atte.
Jorge
Citar

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.


EDITORIAL

Elecciones en AUDAVI, no habrá incompatibilidad al asumir

Elecciones en AUDAVI, no habrá incompatibilidad al asumir

En el programa anterior de PORTAL DE AMÉRICA TV dejamos planteada la incompatibilidad de funciones entre ocupar la presidencia del...

Leer más

 

ESPECIALES

La FAA quiere prohibir los portátiles en las maletas facturadas
La FAA quiere prohibir los portátiles en las maletas facturadas Llevar tecnología en los viajes en avión se está poniendo cada día más complicado. Si has pasado el control de…
Leer más...

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

¿Ventanilla o pasillo? La respuesta a esta pregunta determina tu personalidad.
¿Ventanilla o pasillo? La respuesta a esta pregunta determina tu personalidad. No es ninguna novedad que el asiento más codiciado en el avión es el de la ventanilla por muchas razones.…
Leer más...

 

 

COLUMNISTAS:

Venecia, el laberinto inimitable
Venecia, el laberinto inimitable Del viaje por Europa, compartimos Venecia, un lugar único e inimitable. La capital del Véneto y de la Provincia de Venecia y todo su entorno maravilloso.
Leer más...