Mientras el mercado del transporte aéreo crece a nivel planetario y por consiguiente, los ingresos para la industria a nivel privado y estatal aumentan de modo exponencial, el relato mediático -con poco análisis y excesivas entrevistas a protagonistas- indica con -al menos- hipocresía, que todo es al revés. Además, las acciones de pauperización del empleo -por ende del servicio al pasajero- de los transportadores y en lo que respecta a la autoridad aeronáutica, abundan los reclamos por condiciones laborales y se confirman las carencias en los diferentes servicios dependientes de la misma. Los CEO´s de algunas aerolíneas han instalado la creencia generalizada que el margen de contribución de su negocio es muy reducido, mientras omiten referirse a las pingües ganancias que les reportan los ingresos auxiliares, una unidad de negocios que vino a cambiar definitivamente la realidad. Pero lo increíble son las notas de autopromoción cuando las compañías aéreas muestran sus resultados al final del ejercicio o anuncian inversiones de miles de millones de dólares para renovar sus flotas. Allí, en la hora de "posicionarse" como "ganadoras", momentáneamente olvidan la queja. Por su parte, los Estados recaudan directamente tasas e impuestos más la contribución catalítica registrada por los visitantes que utilizan avión y son los mejores consumidores en cada destino. Pero demoran una eternidad -en el mejor de los casos- para mejorar equipamientos que les corresponde colocar en las terminales como radares, ILS y demás, no invierten lo necesario en capacitar personal y en cumplir las recomendaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional. El verdadero sostén de este negocio, el pasajero, cada día es peor tratado en tierra y a bordo. Los controles son cada vez más denigrantes antes de abordar y ya en la aeronave, las butacas son cada día más incómodas, el servicio a bordo es malo o inexistente, el aire acondicionado cada día congela más, y son las menos las aerolíneas que proveen mantas.

Hace algún tiempo, cuando aún era Presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, el actual Director General de Turismo de Maldonado, Luis Borsari, dijo una de las verdades más consistentes de los últimos años: "Punta del Este no volverá a tener malas temporadas". Ahora decimos nosotros -coincidiendo con Borsari-, que la próxima temporada no será -ni por asomo- el fracaso que muchos han augurado y que alguno seguramente espera. La temporada no fracasará, será "normal", porque como todos los años, funcionará su "seguro de comparecencia", el que protagonizan los propietarios de inmuebles en el lugar, mayoritariamente argentinos, pero también brasileños, paraguayos y muchos uruguayos (propietarios y turistas internos, que cada año aumentan más).

En el marco del Primer Encuentro de Periodistas de Turismo que se celebrará desde este viernes 12 al domingo 14, durante el principal evento del año del turismo paraguayo, la FITPAR en su 15a. edición, nuestro director fue invitado a disertar en el cierre de la agenda preparada. Estuvimos repasando junto a Herrera el contenido de su presentación y podemos asegurar de antemano, que como es habitual, la temática elegida tendrá todos los condimentos necesarios como para identificarla dentro del más puro estilo PDA. A manera de adelanto, hacemos un breve repaso de los temas seleccionados.

En las últimas horas se generó un rumor de esos que en la aviación comercial uruguaya se propagan como reguero de pólvora en poco tiempo. La versión indicaba que "los vuelos a partir del 24 de octubre están bloqueados y están mandando pilotos a seguro de paro". Se sabe que conocer la versión oficial en estos casos lleva su tiempo pero, mientras tanto hay que investigar. Estamos en condiciones de confirmar que uno de los dos aviones de la empresa entra en Check C, por lo tanto, se verá resentida la malla, al menos, por 45 días. Y lógicamente, al retirar de servicio el 50% de la flota, es lógico que vaya personal a seguro de paro transitoriamente.

Mientras que la edición Uruguay de la revista Noticias publica una entrevista central donde al empresario de transporte fluvial lo presentan como empresario "marítimo" y por un lado se queja, diciendo "Se la agarraron conmigo" y por el otro se ufana, afirmando que "Tengo tanto ideal como Artigas y quiero hacer cosas grandes", el sitio ICN Diario titula: Metástasis de la corrupción K: López Mena denunciado en un juzgado de Argentina por entrega de espacio en Puerto Madero, señalando: "En el elenco de hechos denunciados que se peticiona indagar se destaca el proceso por el cual ” (siete años antes de que opere su vencimiento en el 2013), y sin ninguna urgencia, el ex Ministerio de Planificación (De Vido) y la Secretaría de Transporte (Jaime), renovaron a López Mena la concesión sin licitación previa, de la Terminal de Pasajeros de Dársena Norte de Puerto Madero por 20 años, hasta el año 2027".

Página 1 de 349

EDITORIAL

El lado oscuro de la aviación civil regional, en un contexto general de hipocresía plena

El lado oscuro de la aviación civil regional, en un contexto general de hipocresía plena

Mientras el mercado del transporte aéreo crece a nivel planetario y por consiguiente, los ingresos para la industria a nivel...

Leer más

 

ESPECIALES

Iberia reconoce la “incierta” situación de Argentina y Brasil
Iberia reconoce la “incierta” situación de Argentina y Brasil Iberia mantiene sus previsiones de crecimiento para este año, pese al alza del petróleo y la situación de países como…
Leer más...

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

Se presentó en Montevideo la Red de Juderías de España, Caminos de Sefarad
Se presentó en Montevideo la Red de Juderías de España, Caminos de Sefarad El evento tuvo dos instancias de presentación en el Centro Cultural de España ante autoridades, integrantes de la Comunidad Sefaradí…
Leer más...

 

 

COLUMNISTAS:

Reencuentros en Miami
Reencuentros en Miami En oportunidad de nuestra visita a uno de nuestros lugares en el mundo, como lo es sin dudas la ciudad de Miami, tuvimos encuentros y reencuentros, a pesar del escaso tiempo que esta vez le dedicamos. Llegamos desde Nueva Orleans…
Leer más...

Crónicas anteriores