Lunes, 17 Septiembre 2018 17:56

El transporte aéreo como commoditie

“…Hayes (CEO de Jet Blue) estuvo en Londres en una conferencia sobre aviación, y allí dejó caer que su compañía está estudiando entrar en este mercado. En una entrevista con la cadena de televisión Bloomberg, Hayes dijo claramente que está horrorizado de los precios carísimos que las aerolíneas aplican en estos servicios, añadiendo que “JetBlue –que es la sexta compañía aérea más grande de Estados Unidos– tendría que comparecer para introducir cierta disciplina, o lo que es lo mismo, hacer que estos precios se corrijan…”. preferente.

 

 

 

 

 

por Luis alejandro Rizzi, desde Buenos Aires

 

Días pasados estuve reunido con un grupo de personas, asiduos pasajeros aéreos, que querían constituir una ONG para "defender los derechos del pasajero, groseramente vulnerados por las líneas aéreas" (sic).

 

Desde ya les anticipé que no podía asesorarlos, porque más bien pensaba que  son los pasajeros que pretenden abusarse de las líneas aéreas además de los servicios que rodean a cada viaje, desde los costos aeroportuarios, el handling, el combustible, los distintos fiscos, en fin, como diría cualquiera de los hermanos Cueto o cualquier CEO de una línea aérea, todos estos costos inciden mucho más que el costo propio de transportar a una persona de una aeropuerto a otro, o lo que es más grave, no tiene relación lógica alguna.

 

No le encuentro sentido pagar más de u$s 30  para poder ingresar a una aeronave.

 

No obstante, conversé largamente con este grupo de personas y mi primera observación fue a su creencia que la “safety” no tenia costo ni era un “insumo”, llamémoslo asi, esencial.

 

Dicho en palabras simples, a la “safety” la daban por descontada y sólo les preocupaba la comodidad de la clase turista, el catering, el límite de kg de equipaje para transportar sin cargo y el costo de la impuntualidad que muchas veces no depende de la línea aérea.

 

Uno de ellos me decía que el costo del catering en un vuelo de casi 5 horas, concretamente desde Orlando (MCO)a Los Ángeles (LAX) era insignificante,  y que la tripulación sólo ofreció en ese lapso bebidas sin alcohol, pagó ida y regreso u$s 172, con derecho a llevar 15Kg. Ese precio incluía tasas e impuestos. Le decía que un vuelo de 4,25 horas según el horario publicado, estás pagando alrededor de u$s 0,05 el Km, ¿pretendes además que  te ofrezcan gratis  comer y beber….?

 

Un sándwich lo cobraban u$s 12,00, te imaginas al cambio de hoy son casi 500 pesos, una locura. (Ese día el Tc era de 39,80 por dólar.)

 

Esta persona confundía todo,  pero al final el responsable era la devaluación de nuestro peso…ya que la historia se agotaba en el precio del sándwich medido en pesos argentinos…

 

Otra de las personas argumentaba que  la web para ese trayecto ofrecía hasta más de 50 tarifas diferentes, más de una pasaba los mil dólares, “que locura, como roban” fue su sagaz comentario.

 

Claro, la idea de las supuestas groseras violaciones a los derechos de los pasajeros partía de la tarifa más baja y con las pretensiones de las más altas.
Ya en 1984 había suprimido en Aerolíneas Argentinas el servicio de abordo para los vuelos de cabotaje cuya duración era inferior a dos horas, la gran mayoría, y no recuerdo haber tenido reclamos.

 

Pluna por ejemplo fue pionera en cobrar el servicios de abordo en nuestra región. Creo que sus vuelos más largos no superaban las dos horas. El mismo tiempo que se demora en venir en bus desde La Plata, Zárate o Luján a Buenos Aires (entre 70 y 90 Km de distancia).

 

El precio del billete debe limitarse al costo del servicio exclusivamente, todo lo demás debe pagarse por separado y el que no paga nada, solo recibirá probablemente una gaseosa, con suerte.

 

De ese modo el pasajero tomará conciencia que cada “ancillary” tiene un costo, incluido el transporte de equipaje. Tampoco soy partidario de las franquicias con esos fines. En mi opinión debe fijarse un precio por Kg y cada uno sabrá hasta dónde puede pagar y que llevar, y también medir lo que se puede comprar en el exterior.

 

En un momento les comparé con el servicio ferroviario, no te pagan el almuerzo o la cena o cualquier merienda, tenés que ir al coche “bar” y pagar como el mejor.
No es comparable, fue la respuesta…

 

No podían entender que el transporte aéreo hoy es una “commoditie”, por lo menos para el turismo masivo.

 

Hubo otra discusión por el funcionamiento de algunos aeropuertos, por las demoras en los trámites migratorios o por la demora en la entrega de equipajes. Para ellos la responsabilidad era exclusivamente de las líneas aéreas, ignoraban que el handling en general lo hacen empresas tercerizadas, en Argentina aún Intercargo tiene inexplicablemente el monopolio de su muy deficiente servicio.

 

La charla duró más o menos dos horas, ya que intenté demostrar que poner un avión en el aire tiene un costo, diría estandarizado, y todo lo demás son “ancillarys” que tenían sentido hace años, cuando los viajes eran largos y no había elementos de entretenimiento a bordo.

 

La reunión terminó amablemente y creo que se fueron con la correcta sensación que no habían dado con la persona correcta para concretar sus proyectos.

 

La culpa es de las líneas aéreas…también puede ser un negocio, perverso, pero negocio al fin.

 

En mi vida he volado bastante y no recuerdo haber padecido abordo, eso no quiere decir que hay empresas que tienen mejor servicio que otras, pero desde ya no lo pondero por una copa de champagne o un sándwich. Lo hago  por la facilidad de operar en su página web, por su puntualidad, por la calidad de sus servicios, en especial “post aéreos” en caso de esos típicos incidentes en los que el equipaje va a parar a otro aeropuerto, por el manejo que suelen hacer del “overbooking”, o por el confort de su cabina de pasajeros, según se trate de la  “economy” o alguna privilegiada.

 

Una sola vez intente viajar por una low cost, y recuerdo  que al final de cuentas el servicio más completo y más económico lo tuve por una línea de las tradicionales.
En una próxima vez hablaremos de la atención hotelera.

 

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.


Código de seguridad
Refescar

LUIS ALEJANDRO RIZZI

Argentino, residente en Buenos Aires, abogado, trabaja en su profesión asesorando empresas. Hizo secundaria en el Colegio Nacional de Buenos Aires y la carrera en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Tiene cursos de post grado en Derecho Aeronáutico y Transporte Aéreo. Fue Gerente General de Aerolíneas Argentinas; hizo periodismo económico en Radio Mitre y Radio del Plata y escribió en diversos medios sobre temas económicos y cambiarios. Fue Profesor de Comercio Exterior en la Fundación Bank Boston. Ha dado charlas y dictado cursos en varias ciudades del interior argentino y participado en numerosos congresos y eventos en su país y en el exterior. Escribe sobre Transporte aéreo, política aérea y turística y política nacional e internacional.


Las opiniones vertidas por los autores en esta sección, son de exclusiva propiedad y responsabilidad de los columnistas y no necesariamente, reflejan la idea u opinión del medio. En el Portal de América, la única regla que rige para los colaboradores, es la de observar el decoro y las buenas costumbres.

EDITORIAL

Los verdaderos números del finde largo; el mito del 12 de octubre y..."la temporada"

Los verdaderos números del finde largo; el mito del 12 de octubre y..."la temporada"

Hace algún tiempo, cuando aún era Presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, el actual Director General de Turismo de...

Leer más

 

ESPECIALES

Habrá vuelos directos y de bajo costo entre Israel y América del Sur
Habrá vuelos directos y de bajo costo entre Israel y América del Sur Desde hace varios años la empresa Latam se ha interesado por la posibilidad de tener vuelos directos a Israel. No…
Leer más...

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

Buses "Doble Decker" brasileños de 70 asientos, habilitados erróneamente
Buses "Doble Decker" brasileños de 70 asientos, habilitados erróneamente Lamentablemente, en la cada vez más inexplicable y absurda grieta que polariza la opinión -de lo que sea- en las…
Leer más...

 

 

COLUMNISTAS:

Reencuentros en Miami
Reencuentros en Miami En oportunidad de nuestra visita a uno de nuestros lugares en el mundo, como lo es sin dudas la ciudad de Miami, tuvimos encuentros y reencuentros, a pesar del escaso tiempo que esta vez le dedicamos. Llegamos desde Nueva Orleans…
Leer más...

Crónicas anteriores