Domingo, 22 Abril 2018 13:05

Aerolíneas Argentinas: línea de bandera y un poco “low cost”

Según versiones periodísticas el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell Acqua, habló de la línea de bandera (sic), del low cost y de otras cosas.

 

 

 

 

 

por Luis Alejandro Rizzi, desde Buenos Aires

 

Es obvio, cada vez que leo alguna declaración de Mario Dell Acqua, pienso en una relación perfecta de su apellido con su posible etimología que viene de la palabra “Acqua” en el italiano y “aqua” del latín, ya que siempre hace agua, a veces con arena como cuando tomó como modelo en la administracion de las relaciones laborales a un país árabe. Sabemos que hay varios tipos de agua mineral, de pozo, de rio y como la del Riachuelo, también hay agua estancada.

 

La referencia a Aerolíneas Argentinas como línea de bandera me hizo pensar en los tiempos de los DC 3 o DC 4 que volaron hasta fines de la década del 60, en esa época fue realmente “línea de bandera”.

 

Desde entonces pasó mucha “Acqua” en el transporte aéreo, y hablar hoy de “línea de bandera”  desafina.

 

Esa expresión ya no existe en el lenguaje aeronáutico, aunque hagamos honor a la verdad, estando vigente la ley 19030, hablar de línea de bandera podría significar para quienes piensan invertir en el sector que en cualquier momento se podrían reclamar los privilegios que le asigna esa ley que  designa  a Aerolíneas Argentinas “instrumento elegido para ejecutar la política internacional del transporte aéreo” y le adjudica el 50% del cabotaje y casi la exclusividad del tráfico regional.

 

A su vez, el código aeronáutico mantiene el principio de la propiedad sustancial que en algún momento provocará alguna migraña.

 

Quizás el señor Dell Acqua fue traicionado por su inconsciente, ya que hacer valer esos beneficios legales seguramente contribuiría a mejorar los resultados económicos ( siempre el enano monopolista suele estar al acecho).

 

También hizo referencia a que Aerolíneas Argentinas incorporará modalidades del low cost, lo que es correcto pero parecería algo tardío ya que tuvo el ejemplo de Pluna que operó como una low cost sin hacer referencia expresa a esa modalidad de gestión, y otras empresas como Lan Express, Sky, Gol y Azul, o las más reciente JetSmart, por mencionar a las más cercanas y conocidas.

 

Una vez más me veo obligado a decir que el  low cost no existe como tal, ya que poner un avión en el aire tiene un costo mínimo que es igual para cualquier operador. La cosa es saber vender o comercializar cada vuelo y no perder dinero.

 

Boeing o Airbus  no fabrican aviones “low cost” para empresas “low cost”

 

Lo que probablemente hará Aerolíneas Argentinas es fijar nuevas tarifas a partir del hecho básico de transportar a una persona de un lugar a otro, agregándose servicios y comodidades que se facturarán por separado, o bien fijar una tarifa que incluya todo lo que la empresa puede ofrecer. En una palabra ofrecer lo que el pasajero quiera usar.

 

También es buena idea ofrecer una “economy premium”, que llega con bastante retraso. Hace ya años nosotros propusimos una reconfiguración de las clases de Aerolíneas Argentinas del largo recorrido dándole primacía precisamente a la “economy”, ofreciendo una mejor comodidad que la competencia con un slogan comercial que podría haber sido “En Aerolíneas Argentinas todos los pasajeros son de primera clase”.

 

Pienso que la cuestión de la incomodidad en vuelos largos, con lo que se dio en llamar “alta densidad”, es una cuestión que deberá ser revisada ya que en vuelos largos este diseño resulta intolerable y hasta tóxico.

 

Otra cosa, el transporte aéreo  está en una real guerra comercial y lo demuestra que el valor nominal facial de los billetes, en especial en el largo recorrido, son iguales o menores que en la década del 70, lo que pone en evidencia que los billetes son muy baratos.

 

Quizás ahora haya que comenzar a pensar un poco en el “High cost” porque me pregunto hasta cuándo las empresas soportarán beneficios mínimos comparados con otras actividades comerciales.

 

Claro está, por el momento la cosa pasa porque algunos conglomerados aéreos y algunas empresas tipo Ryanair pagan buenos dividendos, ya que reparten ganancias financieras, pero hasta cuándo, me pregunto.

 

Norwegian parecería que será devorada por el grupo IAG, que también estaría apuntado a Air Europa. Lufthansa también está de modo más silencioso  participando en otras líneas aéreas. La emblemática Alitalia sigue buscando nuevo dueño para no desaparecer. El grupo Air France-KLM, parecería el más conservador.

 

Todo esto tiene un significado, el transporte aéreo así como está hoy tiene que cambiar, y  precisamente la concentración traerá un nuevo sistema tarifario, porque el negocio aeronáutico tiene que ser tan rentable y riesgoso económicamente como cualquier otro.

 

De hecho riesgoso en lo económico ya lo es.

 

En Latinoamérica las cartas están echadas por parte de dos grupos, Latam y Avianca, y por otra parte Copa,  B 737 y los A 320, supo crear un sorprendente modelo de negocio que no cae en la chabacanería de calificarse low cost o algo parecido.

 

Es Copa y todos sabemos de qué se trata.

 

Por último, en cuanto al cambio de aeronaves por parte de Austral que es Aerolíneas Argentinas, ¿se pensará en reemplazar la totalidad de los ERJ o se disminuirá la flota? ¿Cuál es el plan de negocios cuando hay varios competidores  que por lo menos obtuvieron rutas? ¿O se piensa que muchas de las rutas concedidas  solo fue “humo” en el aire?

 

Lo único concreto en expansión genuina y solida  es Andes, que tampoco hace mención al low cost, más aún, no le gusta la expresión.

 

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.


Código de seguridad
Refescar

LUIS ALEJANDRO RIZZI

Argentino, residente en Buenos Aires, abogado, trabaja en su profesión asesorando empresas. Hizo secundaria en el Colegio Nacional de Buenos Aires y la carrera en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Tiene cursos de post grado en Derecho Aeronáutico y Transporte Aéreo. Fue Gerente General de Aerolíneas Argentinas; hizo periodismo económico en Radio Mitre y Radio del Plata y escribió en diversos medios sobre temas económicos y cambiarios. Fue Profesor de Comercio Exterior en la Fundación Bank Boston. Ha dado charlas y dictado cursos en varias ciudades del interior argentino y participado en numerosos congresos y eventos en su país y en el exterior. Escribe sobre Transporte aéreo, política aérea y turística y política nacional e internacional.


Las opiniones vertidas por los autores en esta sección, son de exclusiva propiedad y responsabilidad de los columnistas y no necesariamente, reflejan la idea u opinión del medio. En el Portal de América, la única regla que rige para los colaboradores, es la de observar el decoro y las buenas costumbres.

EDITORIAL

Los verdaderos números del finde largo; el mito del 12 de octubre y..."la temporada"

Los verdaderos números del finde largo; el mito del 12 de octubre y..."la temporada"

Hace algún tiempo, cuando aún era Presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, el actual Director General de Turismo de...

Leer más

 

ESPECIALES

Aerolínea brasileña Gol se reorganiza
Aerolínea brasileña Gol se reorganiza Gol, la mayor compañía aérea de Brasil, anunció una reorganización societaria mediante la cual pretende incorporar a su matriz el…
Leer más...

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

Buses "Doble Decker" brasileños de 70 asientos, habilitados erróneamente
Buses "Doble Decker" brasileños de 70 asientos, habilitados erróneamente Lamentablemente, en la cada vez más inexplicable y absurda grieta que polariza la opinión -de lo que sea- en las…
Leer más...

 

 

COLUMNISTAS:

Reencuentros en Miami
Reencuentros en Miami En oportunidad de nuestra visita a uno de nuestros lugares en el mundo, como lo es sin dudas la ciudad de Miami, tuvimos encuentros y reencuentros, a pesar del escaso tiempo que esta vez le dedicamos. Llegamos desde Nueva Orleans…
Leer más...

Crónicas anteriores