Domingo, 08 Abril 2018 19:14

Wings of change 2018

“La aviación necesita fronteras que estén abiertas a las personas y al comercio. Debemos ser una voz fuerte frente a aquellos con agendas proteccionistas. Y me gustaría imaginar un futuro para la aviación en el que las aerolíneas sean lo más libres posible para satisfacer las demandas de conectividad. A su vez debemos tener en cuenta que un conjunto común de reglas apuntala el éxito de la industria de la aviación, en todo, desde la seguridad hasta la emisión de boletos”. Alexandre De Juniac.

 

 

 

 

 

por Luis Alejandro Rizzi, desde Buenos Aires

 

Obvio compartimos el concepto transcripto que por otra parte venimos exponiendo y proponiendo desde hace unos cuantos años.

 

Deben dejarse de lado la enfermedad de los tratados o convenios bilaterales, las limitaciones y conceptos de reciprocidad como asimismo privilegios para las que aún hoy, algunos siguen llamando “aerolíneas de bandera”, como si se tratara de un dogma, el principio de la propiedad sustancial o las exigencias de nacionalidad del personal aeronáutico, entre otros cavernarios principios que aún siguen vigentes en la Argentina.

 

Los estados se deben limitar a controlar y verificar la capacidad operativa de cada línea aérea que se acredita mediante los respectivos “AOC” (certificado de operador aéreo, en Argentina CESA, certificado de explotador de servicios aéreos).

 

En síntesis la “safety” y la “security”.

 

Asimismo, deben publicar la capacidad de control sobre su espacio aéreo y la disponibilidad aeroportuaria de cada uno de los aeropuertos y aeródromos existentes.

Todo lo demás, frecuencias, modalidad de los servicios, regulares, no regulares y charter, tarifas, horarios, deben ser atribuciones de cada transportador sin injerencia alguna de los estados.

 

Es obvio que en esta parte del mundo, Sudamérica, estamos bastante atrasados y aún es necesario tener pasaporte para viajar a algunos países de la región.(sic)

Por razones que no resisten el análisis, aún todos los países tienen control migratorio y aduanero en la región, y esas limitaciones u obstáculos atentan contra la posibilidad de competir en el turismo ofertando destinos múltiples.

 

Asimismo se debería, para el turismo  proveniente extra región, crear una moneda única sudamericana de curso legal y forzoso.

 

Otra cuestión que planteó Enrique Cueto es el de entender que hoy día el transporte aéreo es un “commoditie”. Debemos “entender y asumir-dijo- que ya no podemos considerarlo como un medio de transporte élite, y que debemos darle el valor económico y social que corresponde.

 

Implícitamente, diría, que asumió que el low cost ya no es un tipo especifico de línea aérea ni de marketing, sino más bien una modalidad hiper económica de transporte en el que la obligación de la línea aérea es, valga la redundancia, transportar a una persona de un lugar a otro.

 

A partir de esa base, toda línea aérea podrá agregar los famosos “ancillarys” o bien ofrecer clases preferenciales con tarifas mayores y otro tipo de servicios.

 

Ya hace más de treinta años había  tomado la decisión de suprimir en Aerolíneas Argentinas todo tipo de servicio de abordo en viajes de menos de dos horas, y hoy teniendo en cuenta los servicios que ofrecen los aeropuertos, parecería que la cosa podría extenderse hasta las cuatro o cinco horas.

 

Recordemos que hasta hace unos 45 años el servicio de abordo formaba parte del entretenimiento del pasajero, ya que los aviones y la tecnología no ofrecían posibilidades diferentes.

 

Hoy no solo los aviones cuentan con esos medios de distracción sino hasta las personas pueden portar útiles que le permiten leer, trabajar o llevar sus propios entretenimientos.

 

El transporte aéreo, gracias a Dios, hoy ofrece un abanico de posibilidades, no solo tarifarias, que le permiten a la gente elegir sus comodidades, como ocurre con las diferentes clasificaciones de hoteles o restaurantes.

 

Quizás donde aún no se note avances en los modos de gestión de las empresas de transporte aéreo que es la participación del personal en la gestión.

 

Asi como los accionistas eligen a sus directivos, el personal por el solo hecho de aportar su trabajo personal debería tener derecho a elegir también al personal directivo. Obvio este derecho debería extenderse a todo tipo de sociedad y empresa.

 

Creo que en Argentina esto será difícil mientras permanezca en funciones el actual presidente de Aerolíneas Argentinas, que puso como ejemplo a un país árabe como modelo de negociación colectiva. No sé qué edad tiene el Señor Dell’Acqua, pero mentalmente, pienso que debe haber nacido entre los años 1300/1500, llama la atención en un gobierno que alienta la adolescencia tardía.., comparado con Matusalén o Enoc aún es joven…

 

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.


Código de seguridad
Refescar

LUIS ALEJANDRO RIZZI

Argentino, residente en Buenos Aires, abogado, trabaja en su profesión asesorando empresas. Hizo secundaria en el Colegio Nacional de Buenos Aires y la carrera en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Tiene cursos de post grado en Derecho Aeronáutico y Transporte Aéreo. Fue Gerente General de Aerolíneas Argentinas; hizo periodismo económico en Radio Mitre y Radio del Plata y escribió en diversos medios sobre temas económicos y cambiarios. Fue Profesor de Comercio Exterior en la Fundación Bank Boston. Ha dado charlas y dictado cursos en varias ciudades del interior argentino y participado en numerosos congresos y eventos en su país y en el exterior. Escribe sobre Transporte aéreo, política aérea y turística y política nacional e internacional.


Las opiniones vertidas por los autores en esta sección, son de exclusiva propiedad y responsabilidad de los columnistas y no necesariamente, reflejan la idea u opinión del medio. En el Portal de América, la única regla que rige para los colaboradores, es la de observar el decoro y las buenas costumbres.

EDITORIAL

Muy valiosos aportes dejó el III Congreso Iberoamericano Hotelero & Gastronómico

Muy valiosos aportes dejó el III Congreso Iberoamericano Hotelero & Gastronómico

"Te felicito Juan, excelente nivel, aprendí mucho" fue el mensaje que le hicimos llegar al presidente de AHRU, entidad organizadora...

Leer m√°s

 

ESPECIALES

IATA: Aeropuerto de Ciudad de México no debe someterse a agenda política
IATA: Aeropuerto de Ciudad de México no debe someterse a agenda política Para Peter Cerdá, vicepresidente regional de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la ampliación de la infraestructura, concretamente en…
Leer m√°s...

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

Eugenio Yunis: "Sabía que me ibas a hacer esa pregunta del tema estadístico"
Eugenio Yunis: "Sabía que me ibas a hacer esa pregunta del tema estadístico" "Te puedo asegurar que mientras preparaba mi presentación para este Congreso aquí en Montevideo y llegué al punto de las…
Leer m√°s...

 

 

COLUMNISTAS:

Praia do Forte: el lugar ideal para el "dolce far niente" y evaluar un all inclusive a fondo
Praia do Forte: el lugar ideal para el "dolce far niente" y evaluar un all inclusive a fondo Luego de unos días ajetreados en pleno Carnaval de Río el repaso histórico-cultural en la capital bahiana y el descubrimiento de una de las sucursales del Paraíso en Morro de San Pablo, retornamos a Salvador para llegar a una de…
Leer m√°s...